26 abr. 2007

Otra “nacionalistada” más (II).

Los nacionalistas continúan aceptando, como siempre, las reglas del juego de forma escrupulosa, y se vuelven especialmente cuidadosos cuando se acerca la campaña electoral de las municipales.

Ahora aparecen pintadas en sedes del PP de Cataluña y Valencia.

A dos semanas de que arranque la campaña electoral, los ataques contra sedes del PP se suceden. En Barcelona, el local de los populares ha aparecido este miércoles con pintadas en las que se lee: "300 años de ocupación, de resistencia". No falta la "estelada", símbolo de los independentistas catalanes, junto a la hoz y el martillo. El PPC ha condenado este nuevo "ataque de personas profundamente antidemocráticas que intentan coartar la libertad de una fuerza política democrática". El partido en Valencia también ha denunciado el ataque sufrido en su sede, donde arrojaron pintura y marcaron la fachada con "símbolos radicales". Colectivos nacionalistas han enmarcado estas actuaciones dentro de "una jornada de lucha".

Como ya es costumbre, el nacionalismo hace gala de su tolerancia y su espíritu democrático, igualito que cuando dan patadas en los testículos.

Más “nacionalistadas”.

No hay comentarios: