20 abr. 2007

El PNV adoptando las formas de HB.

Que la gente de la calle diga ciertas cosas sobre los representantes de los partidos políticos es inevitable y hasta, en cierto modo, saludable ya que refleja un cierto espíritu crítico aunque no sea con el enfoque más adecuado.

Pero que un representante de un partido supuestamente democrático –aunque cada vez lo supongamos menos- diga sobre los representantes de otro partido, éste sí que democrático con seguridad, que son “herederos del franquismo” y que representan “lo mismo que Franco”, es absolutamente intolerable.

Supongo que esto será denunciable y espero que se denuncie.

Me imagino la que podían montar los imbéciles filoterroristas del PNV si un representante del PP les dijese que ellos representan “lo mismo que ETA”. Y es evidentísimo que el PNV está muchísimo más cerca de ETA que el PP del franquismo.

Y luego resulta que es el PP quien se dedica a la estrategia de la crispación, hay que joderse.

5 comentarios:

Zapataplús!! dijo...

El PNV se está cuenta de que la estrategia de recoger las nueces que caen del arbol que otro mueve está llegando a su fin. Por lo tanto ahora debe ser el propio PNV el que debe mover el arbol si quiere nueces. Se nota, ¿verdad?

Natalia Pastor dijo...

Las tiene adoptadas desde siempre. Son lo mismo. La forma que adoptan ahora es la del PSOE, no vayan a quedarse fuera si éste sigue su alianza con los herederos de HB (Aralar, PCTV, Ezker-Batúa,...).

Elentir dijo...

Es muy natural que el PNV adopte las formas de Batasuna. Se han pasado décadas beneficiándose de los asesinatos de ETA y amparando a los terroristas. Defienden las mismas ideas. Era cuestión de tiempo que acabaran usando las mismas técnicas violentas.

Interruptor dijo...

No, Natalia, no hace tanto tiempo que han adoptado esas maneras.

Yo recuerdo una conversación con unos amigos hace más de 12 años (no recuerdo exactamente cuanto), en esa conversación hice yo un comentario sobre el PNV diciendo que su única razón de existir era ETA y que si ETA desaparecía el PNV dejaría de tener sentido alguno y se irían al garete, por ello, si en algún momento se veía que el futuro de ETA podía estar en al cuerda floja, la defenderían a capa y espada. Entonces todos lo presentes (entre ellos la que ahora es mi mujer) me decía que no, que eso era una barbaridad, que no podía ser. Hace unos tres años me reuní con casi todos los que estaban en aquella conversación y la recordé. Ahora todos me decían que menuda razón tenía.

Esa impresión de la gente, de no advertir las verdaderas razones de la existencia del PNV, estaba motivada por su dialéctica y sus formas aparentemente muy democráticas.

Lo que más gracia me hace es que el PNV se gestó entre los carlistas, católicos guardianes de la ortodoxia. Y miradlos ahora, han dado un giro de 180º y se van hacia el lado opuesto. Eso es lo que hace el nacionalismo con todo lo que toca, destrozarlo y cambiarlo hasta el absurdo. ¡Qué pena dan!

LUIS AMÉZAGA dijo...

Pobrecitos peneuvistas, que los niños les salen matones, que los hermanos de EA les salen díscolos, que las víctimas les salen incrédulas, que la ikurriña pierde la ética por el camino de su autodeterminación. Pobrecitos, si no fuera por el emporio administrativo y económico urdido durante tres décadas.