23 abr. 2007

Discriminación intolerable.

Esta mañana he pasado ante el escaparate de un bazar chino. Sí, de esos que seguro que todos y cada uno de vosotros tenéis cerca de vuestra casa o de vuestro trabajo, de esos que inundan todas las ciudades de nuestro país, de esos que antes eran conocidos como “todo a 100” pero que ahora están regentados por chinos, cobran en euros y tienen todavía más cosas inútiles que los de toda la vida.

Pues bien, al pasar ante el escaparate he visto que había unos mecheros con foto. Unos tenían fotos de mujeres voluptuosas en biquinis que eran la mínima expresión y en actitudes en las que no nos gustaría ver a nuestras hijas. Esos costaban 0,50 €

Por otro, lado había mecheros con fotos de torsos de hombres musculosos en actitudes correspondientes a las de las chicas de los otros mecheros. Pero estos costaban 0,60 €

Esto es una doble discriminación hacia la mujer: en primer lugar porque parece que el valor de un cuerpo femenino es menor que el de un cuerpo masculino, y en segundo lugar porque la mayoría del público al que van dirigidas las fotos masculinas serán mujeres y tendrán que pagar más por el mechero. Es intolerable :D

Supongo que el hecho de que unos fuesen de los que llevan piedra y los otros de chispa eléctrica también tendría algo que ver pero eso no me va a estropear el titular (ya parezco de PR¥$A xD)

Y yo me pregunto: ¿Qué piensa hacer nuestro paritario gobierno del muy ista, ista, ista Zetapé feminista, al respecto? xDDD

(Hoy no tengo ganas de tomarme la vida en serio, que es lunes :o)

3 comentarios:

Marta Salazar dijo...

yo, como feminista, reclamaría!!!

tal vez los modelos masculinos son más caros y suben el precio de los ... qué eran? mecheros...

oye, a propósito del tema, a ver qué te parece -y a tus lectores- este post:

http://cypv.blogspot.com/2007/04/el-precio-del-cerebro-de-la-mujer.html

Sls!

Interruptor dijo...

Ya lo conocía, es muy bueno. Lo mejor es contarlo de palabra ante gente que no lo sepa y mirar las caras. Cuando dices los precios las mujeres ponen cara de pocos amigos y los hombres sonríen, y al final son ellas las que ríen y ellos los que se quedan con cara de poker.

LUIS AMÉZAGA dijo...

¿Se imagina a la doña, Maria Teresa Fernandez de la Vega entrando en un bazar de esos? Yo no, sinceramente. Todavía hay clases.