6 de jun. de 2007

Primera Comunión.

Hoy toca otra entrada sobre mi mayor logro en esta vida. Me refiero a mis hijos, claro está.

Ya os comenté en el post titulado La imposición del crucifijo que mi hijo mayor, de 8 años, iba a hacer la Primera Comunión en junio. Pues bien, ya estamos en junio, inmersos en plena temporada de Primeras Comuniones.

El sábado pasado fue a la de un compañero de clase y regresó ¡¡a la una de la noche!! Si con 8 años ya llega a estas horas ¿Qué me espera cuando tenga 16? :P

Voy al motivo de esta entrada: a mi hijo le toca este sábado, día 9 de junio, por la tarde. Tras la ceremonia en el colegio, iremos a celebrarlo a un restaurante con un precioso jardín donde los niños podrán corretear y jugar a gusto mientras los mayores charlamos y degustamos un buen vinito con unos canapés. Pero eso no es lo importante, lo realmente importante es lo primero, la ceremonia.

Durante la preparación para este momento, a lo largo de este año, les hablaron de muchas cosas y un día llegó a casa contando una anécdota que les habían explicado en la catequesis:
Había un niño que no tenía muchas luces [por lo que contaba debía ser lo que se denomina fronterizo, en la frontera entre la normalidad y el retraso] y su madre quería que hiciese la Primera Comunión porque ya tenía la edad normal para ello.
El párroco no quería dársela porque decía que, debido a su problema de leve retraso, no podía estar bien preparado todavía y no entendía lo que era la Sagrada Comunión. La madre, que estaba convencida de haber preparado a conciencia a su hijo, le propuso al sacerdote que le hiciese cuantas preguntas o pruebas quisiera para comprobar si estaba o no preparado. Entonces, el párroco cogió al niño de la mano y lo llevó al interior de la iglesia y, señalándole el crucifijo que presidía el altar, le preguntó “¿Quién está ahí?” a lo que niño respondió “Jesús”. Entonces el sacerdote señaló el sagrario y le preguntó “¿Quién está ahí?”, y el niño respondió de nuevo “Jesús”. Entonces el cura, con una buena dosis de mala idea, le preguntó, “¿Y cómo es posible que en esas dos cosas tan diferentes esté Jesús?”, y el niño le dijo señalando primero al crucifijo “Es que ahí parece que está pero no está realmente”, luego señaló al sagrario y dijo “En cambio, ahí parece que no está pero realmente sí que está”.
El niño recibió su Primera Comunión a los pocos días.

Pues como aquel sacerdote y aquel niño, yo le he hecho multitud de preguntas a mi hijo y me he alegrado enormemente al ver que respondía a todas con tal corrección que a veces hasta me dio alguna pequeña lección de fe y de humildad.

Hay que ver lo que aprende uno de los niños.

Pues yo estoy feliz y mi hijo está como una moto, no puede con los nervios. Está ansioso por recibir a Jesucristo, pero, como es un niño y no lo puede evitar, también está nervioso porque va a ser el “prota” durante todo un día, también va a ver a los primos que casi nunca ve porque viven en Madrid, además de juntar a los primos de aquí con los de allí y a algún compañero de clase. Y encima de todo eso, le van a llover regalos. ¿Sabéis lo que es ver a un niño que no cabe en sí de gozo? Pues ese es mi niño.

¿A que no se nota que me cae la baba? :P

NOTA: Estos días, además de tener mucho trabajo, estoy bastante liado con los preparativos de la celebración, así que no sé si conseguiré postear mañana y pasado, pero lo intentaré. Si no lo consigo, no me abandonéis que la semana próxima regreso seguro :o)

17 comentarios:

gutiforever dijo...

Un gran dia.
Que lo disfrutes en compañía de toda tu familia.
Un abrazo.

Crispal dijo...

Enhorabuena por la comunión de tu hijo. Estoy seguro de que será su Primera Comunión pero no será la última. Por desgracia hoy en día vemos a muchos niños que la hacen porque socialmente está bien pero a sus padres les importa un bledo el mensaje cristiano. Hacen su primera y última comunión. Pero bueno, lo importante es que paséis un día maravilloso.

El Cerrajero dijo...

Me parece de locos que las primeras comuniones se celebren como si fueran bodas.

La Iglesia debería hacer un esfuerzo por reconducir esto.

Zapataplús!! dijo...

Tranquilo, disfruta. Por aquí estaré.
Mi enhorabuena.

Interruptor dijo...

Gutiforever, muchas gracias.

Crispal, gracias. Tienes razón en lo que dices. Yo pienso que debería de ponerse de nuevo de moda lo de “la puesta de largo” que se hacía hace muchos años, y así el que quiera hacer una fiesta social sin más, ya lo tendría arreglado y los que estamos interesados en el sacramento nos centraríamos en lo verdaderamente importante.

Cerrajero, últimamente te veo un poco crítico con la Iglesia ;o)

No, la Iglesia no tiene por qué meterse en las celebraciones de tipo social, lo que tiene es que centrarse en que los niños que hacen la Primera Comunión estén verdaderamente preparados y que, a pesar de lo que puedan pensar sus padres, ellos repitan.

Las fiestas tampoco están reñidas con los sacramentos siempre que se sea consciente de lo que se hace. Como dice el sacerdote que ha preparado a mi hijo y que le va dar la Primera Comunión, lo de la fiesta y los regalos son la nata y la guinda para decorar la tarta, que está muy bien, pero si no hay tarta que decorar de poco vale la nata.

Zapataplús, gracias, pero la enhorabuena es para mi hijo :o)

Albiac dijo...

Una fenomenal noticia, y una alegría tomarlo con seriedad y honestidad.

Un fuerte abrazo y disfrutad lo que se pueda entre tanto agobio.

Interruptor dijo...

Gracias, Albiac, seguro que lo disfrutamos, sobre todo él.

LOURDES DURAN D-T dijo...

Enhorabuena, es una buena noticia, sobre todo cuando de verdad la sientes como tal, un saludo

Interruptor dijo...

Muchas gracias, Lourdes.

El Cerrajero dijo...

# Interruptor, intento hacer crítica constructiva para que la Iglesia mejore y espero que se me entienda así y no como voluntad de dar caña gratuitamente.

Un avance en como enfocar las primeras comuniones 'grupales' es que todos los niños deberían ir vestidos iguales, por ejemplo, con una túnica.

Algunas primeras comuniones parecen un pase de modelos de la Marina xD

Marta Salazar dijo...

Felicitaciones! Un beso al chico!

pensaba que irían al McDonalds?

je je, supongo que lo dejarás para después.

el hno. de una amiga es "mongólico" y siempre comulgaba, porque como le dijo su propio párroco, sólo hace falta que "distinga el pan normal del pan eucarístico", esto es -le explicó el sto. varón- que sepa que en la hostia está NSJC y que no es el pan de la panadería.

Un abrazo!

Elentir dijo...

Enhorabuena, Interruptor. Veo que estás hecho todo un padrazo. ;-)

Por cierto, me da la espina de que yo hice la Primera Comunión en el mismo colegio en que la va a hacer tu hijo. Eso sí, fue el 7 de junio de 1983, ¡hace ya 24 años! Cómo pasa el tiempo, caray. Para mí fue un día genial, aunque llovió un montón. Vosotros por si acaso llevad paraguas, que han anunciado lluvias para el fin de semana. ;-)

Interruptor dijo...

Cerrajero, ya me lo imaginaba, te lo decía en tono de broma. Respecto a la vestimenta, mi hijo la hará con el uniforme del colegio como todos sus compañeros. De todas formas, los modelitos también son parte de lo que ilusiona a los niños y tampoco son un problema más allá de la falta de gusto de algunos :D

Marta, gracias. Sí, para comulgar sólo hace falta estar en gracia y saber lo que es una forma consagrada. Esa es la moraleja de la historia que pongo.

Elentir, me voy a poner colorado xD Si se mira los enlaces que pongo a la derecha, donde pone “Otros sitios interesantes”, si se ve el primero es fácil imaginarse cual puede ser el colegio de mi hijo, además creo haber dicho alguna vez que no es el mismo al que va mi hija, con lo cual está dicho tos: educación diferenciada. Si ese es tu colegio, fuiste a un buen colegio, aunque por lo que he oído (yo no soy de Vigo aunque vivo aquí) es mejor ahora que antes, al revés que el de niñas, que era mejor antes.

Elentir dijo...

Pues sí, fui al mismo. ;-) Y sí, puedes estar tranquilo, porque has llevado a tu hijo al mejor colegio de Vigo (el mejor en términos docentes, en términos humanos... y también el que tiene las mejores vistas, jeje). Me llevo muy bien con el director, es muy buena persona.

Del colegio femenino no puedo opinar, pues yo fui de la última promoción de parvulitos que no pasó por allí...

Interruptor dijo...

Pues sí, el director es encantador, igual que su mujer y la parte de sus hijos que conozco.

Y sí, tiene las mejores vistas :o)

Pedroalejandro dijo...

Muy interesante tu artículo sobre la Prmera Comunión. Me pareció interesante el interés social y religioso que se le da en estos tiempos. Felicidades por tus hijos. Respecto a "enciende la luz" me gustaria comentar tu frase. Me pareció verdadera hasta cierto punto... pero en la oscuridad también se logran ver otras cosas: a uno mismo y sus miedos.
Felicitaciones una vez más y espero ver mas articulos tuyos.

Interruptor dijo...

Bienvenido, Pedroalejandro, y gracias. Es verdad que se le da mucha importancia social, pero lo que a mí realmente me importa es el sentido religiosos que esto tiene, es que mi hijo recibió a Jesucristo.

Reitero mi bienvenida y espero leer más comentarios tuyos.