18 abr. 2007

María San Gil de baja temporal.

La presidenta del PP vasco, María San Gil, se ausentará de la política durante un tiempo para recibir el tratamiento oportuno de su cáncer de mama.

La presidenta del PP vasco ha anunciado que abandona la política por razones de salud. En una rueda de prensa, María San Gil ha anunciado que su decisión, que adopta de forma temporal, se debe a que padece un cáncer de mama que le ha obligado a ser intervenida quirúrgicamente. La líder de los populares vascos ha preferido contar "con absoluta normalidad" una situación que padecen "miles de mujeres" y para el que cuenta con un pronóstico de "curación segura". San Gil ha adoptado esta medida a poco más de un mes de las municipales, lo que obligará a los populares vascos a prescindir de su presencia en los actos de campaña.

Desde aquí mi más absoluto apoyo y todo el ánimo para una de las mejores mujeres que pululan por la política nacional.

Va a ser un revés importante para la campaña electoral pues es un verdadero peso pesado dentro del PP y dentro de toda la política nacional, no solo de la política vasca. Pero lo primero es lo primero, y hay que recuperarse antes para poder seguir trabajando por los demás.

Un abrazo, María, y que la recuperación sea rápida.

Libertad Digital ha dispuesto este correo para enviar mensajes de apoyo.

5 comentarios:

LUIS AMÉZAGA dijo...

La última vez que me la tropecé, salía de una tienda de ropa. La noté muy delgada, pero no me extrañó porque el nervio la mantiene en los huesos. Una mujer curtida por la política práctica, no de despacho. Ahora otros tendrán que trabajar más para perder, que es el destino del PP para estas elecciones.

Elentir dijo...

Espero que pronto vuelva a la actividad, los demócratas vascos están muy necesitados de toda la ayuda posible, y más en las próximas elecciones municipales.

El Cerrajero dijo...

Que grande es y sin necesidad de cuotas.

María ¡ponte bien pronto que te necesitamos!

Tío Pop dijo...

Una gran mujer que te hace estremecer con su sencillez y claridad de ideas.

No se va, estará en la sombra, seguro, y muy pronto otra vez en la luz.

gutiforever dijo...

Gracias a Dios,las previsiones médicas son optimistas,y pronto la veremos de nuevo en la trinchera,haciendo frente y plantando cara al nazionalismo.