16 mar. 2007

Una cagada del PP.

No pensaba comentar nada sobre el asunto de los libros sacrílegos subvencionados por la Junta de Extremadura, porque me parece darle una publicidad absolutamente inmerecida al autor de la bazofia.

Yo no había leído casi nada sobre esto porque me parecía un asunto menor y que mejor no remover. Pero ayer, en el blog de Embajador, ante un comentario sobre el tema, le hice ver que me parecía que juzgaba apresuradamente al PP por su implicación en este asunto. A raíz de ello decidí enterarme bien de la historia y tuve que reconocerle al amigo Embajador que tenía razón. Hoy soy yo quien lo denuncia.

Voy a hablar de ello aunque no me centre en la porquería de libros sino en el hecho de que sea AHORA cuando trascienda a toda la sociedad y todos los medios.

Esos libros fueron publicados hace años, el último de los dos en 2003, desde entonces no ha habido reediciones ni nada parecido. Fue entonces cuando el Arzobispo de Mérida-Badajoz pidió explicaciones a la Junta de Extremadura y obtuvo, ya en aquel momento, una disculpa del presidente extremeño, el Sr. Ibarra. Eso sí, en la disculpa parece que dejaba claro que no removería de su puesto al consejero correspondiente, lo cual no dice mucho en su favor ni parece dar mucha verosimilitud a lo dicho en la disculpa.

A partir de ahí, el Arzobispo o la Conferencia Episcopal podrían haber emprendido acciones legales o podrían haber orquestado una campaña reclamando la dimisión del Consejero de turno e incluso del presidente regional, lo cual sería apoyado, sin la menor duda, por el PP y por una gran parte de la sociedad, especialmente en Extremadura donde una proporción bastante importante de la población es católica.

Pero, lejos de eso, decidieron dejarlo estar. ¿Por qué? Pues, con toda seguridad, porque deseaban evitar la situación que ahora se está produciendo, es decir, darle al autor de los excrementos gráficos la publicidad que no se ha ganado y hacerle ver que ha conseguido su objetivo de provocar y ofender.

Pues bien, ahora, casi cuatro años más tarde y ante la proximidad de unas elecciones municipales, llegan los medios afines al PP y los propios representantes de ese partido y airean el asunto dándole al autor de la basura una publicidad que no había soñado nunca (él mismo ha dicho que está recibiendo ofertas que jamás pensó que podría recibir) y dándole la satisfacción de saber cumplido su objetivo de ofender y molestar.

Señores del PP: fantástico, la han cagado ustedes completamente, le han dado la razón a ese imbécil. Se han cubierto ustedes de gloria. A ver si la próxima vez están ustedes calladitos y no hacen que el daño, que no se había producido, sea mayor de lo imaginado por su responsable.

2 comentarios:

LUIS AMÉZAGA dijo...

Lo dicho, nada que comentar. A costa mía no viven los jetas si puedo evitarlo, ni consiguen votos los oportunistas.

El Cerrajero dijo...

No eres el único que piensa que el PP está gestionando muy mal este asunto.