13 mar. 2007

“a nivel de”.

No soy la persona que mejor utiliza el lenguaje, ni siquiera me tengo entre los grandes conocedores de nuestro idioma. A menudo meto “patadas lingüísticas” que, en ocasiones, me dañan mi propio oído nada más decirlas. Dado mi origen gallego, meto la pata a menudo con los tiempos compuestos, ya que en gallego no existen y por influencia, cuando se habla en español, lo normal es que los gallegos no utilicemos tiempos compuestos. Además, a veces cometo alguna falta de ortografía o mi catálogo de chorizos (que es lo que tengo en lugar de dedos) se equivoca de tecla y escribo lo que no debo, cosa que normalmente se nota pero cuando sucede con la “b” y la “v”, que están juntas en el teclado, queda realmente mal.

Pero pongo interés en superarme y en conocer mi idioma lo mejor posible, para culturizarme y para no hacer el ridículo, como hace mucha gente con cargos importantes, lo cual es muy lamentable.

Ayer tuve una reunión con un mando intermedio de la empresa para la que trabajo. Se trata de una responsable de equipo. Me harté de oír la expresión “a nivel de”. Todo era “a nivel de algo”; “a nivel de cuentas”, “a nivel de programación” y sobre todo “a nivel de su ignorancia”.

Pero lo peor es que esta mañana, nada más llegar al trabajo, he tenido que leer un comunicado en el que se hablaba de la información “a nivel de cliente” y “a nivel de contrato”. Cuando las patadas idiomáticas son por escrito es aún más grave si cabe.

La expresión “a nivel de”, además de un extranjerismo, es una patada de las más gordas que se pueden dar al idioma español.

Si se trata de un país, o de empresas, o cosas similares para las cuales existe un derivado que indica pertenencia a ello (normalmente terminado en –al), se dirá “a nivel nacional”, o “a nivel empresarial” o “a nivel laboral”, pero jamás se dice “a nivel de país” ni “a nivel de empresa”, eso es una animalada.

Cuando no existe un derivado apropiado, se indicará que es así sin referirse a ningún nivel. Tal es el caso de “a nivel de empleado” o “a nivel de nóminas”, donde lo correcto es decir “por empleado”, o “por nomina” o “en cada nómina”, según el caso y la característica a la que se haga referencia.

Es correcto decir “al nivel del” o “al nivel de la” pero siempre que exista un nivel físico o jerárquico y con los artículos, como puede ser “al nivel del primer piso” o “al nivel de los empleados”.

Espero que “el nivel” intelectual de los mandos intermedios de esta empresa aumente un poquito, porque así vamos mal, muy mal.

No hay comentarios: