22 mar. 2007

Política ¿¿anti??-terrorista. ¡Ja!

Ayer me acosté con un cabreo monumental, de esos que pocas veces se tienen. Hoy me he levantado casi con el mismo cabreo a pesar de haber pasado unas horas durmiendo. Como todos podréis imaginar, mi cabreo está motivado por la retirada de cargos contra Otegi por parte del fiscal Fernando Burgos.

Esta mañana he mirado lo que decía El País pensando que se me iba a pasar el cabreo porque me entraría un ataque de risa con sus conclusiones e interpretaciones habituales. ¡Pero NO! Gran sorpresa la mía cuando he leído el artículo más aséptico que he visto en este diario en los últimos años. Que sí, se lo pueden creer, compruébenlo ustedes mismos aquí.

Es fácil saber el motivo de mi cabreo y de mi indignación. Por si alguien no lo sabe le aclaro que el fiscal Fernando Burgos, el que ha retirado los cargos contra Otegi, es subordinado directo del Fiscal General del Estado, el cual es subordinado directo del Ministro de Justicia y éste último es subordinado directo del Presidente del Gobierno.

No conozco a ningún comercial que comunique a sus clientes que se retira del mercado el producto más exitoso y de mayor venta al público sin haberlo consultado antes con su responsable del departamento comercial. No conozco a ningún responsable comercial que de autorización a un subordinado a hacer eso sin haberlo consultado con la dirección de la empresa. Por los mismos motivos, no me creo que el fiscal Burgos pueda haber tomado la decisión de retirar los cargos sin consultarlo con su jefe, el Sr. Conde Pumpido. No me creo tampoco que el Fisacal General autorice al Sr. Burgos tal cosa sin consultarlo previamente con el Ministro. Y me cuesta mucho creer que el Ministro lo haga sin consultar, o más bien sin recibir órdenes concretas del Presidente.

Tras esta bajada de pantalones tan evidente, me gustaría ver las explicaciones de los neoprogresistas que apoyan a Zapatero en todo lo que hace y dice, porque ya he mirado en El País y no hay explicación alguna.

Tras esta bajada de pantalones sólo cabe pedir a gritos la dimisión inmediata del fiscal del caso, Sr. Burgos, del Fiscal General, Sr. Conde Pumpido, y del Ministro de Justicia, Sr. Fernández Bermejo. Y como responsable final de todo este hatajo de impresentables, debería renunciar a su puesto el Presidente del Gobierno, Sr. Zapatero.

Ahora el tribunal tiene las manos atadas, ya que sin acusación de ningún tipo no puede hacer nada. En estos momentos comprendemos el grandísimo favor que hacen a toda la sociedad las asociaciones de víctimas cuando se presentan como acusación particular. Por desgracia, como esto sucedió antes de que el ya demostrado filo-terrorista Zapatero llegase a la Moncloa, y entonces no podíamos imaginar que nadie fuese tan sumamente miserable como para llevarnos a esta situación, pues ninguna asociación ciudadana se presentó como acusación.

Siento indignación, enfado, asco…

Ahora espero que todos esos que le votaron se planten delante de La Moncloa reclamando la dimisión del Presidente por traición a sus votantes. O a lo mejor me sorprendo viendo que sus votantes no se sienten traicionados. Eso me provocaría, sobre todo, una profunda pena por el nivel tan bajo en el que puede caer una sociedad dejando corromper hasta sus más básicos principios por un politicucho sectario, loco, irresponsable y amigo de asesinos.

Nunca había sentido la más mínima simpatía por Zapatero, pero es que en este momento siento un desprecio mayor del que jamás pensé que podría sentir, me repugna.

PD: Siempre me he negado a creer en las llamadas teorías conspiratorias sobre el 11M, pero ahora espero que alguien me de otra explicación mínimamente razonable a cerca de este comportamiento o no me quedará más remedio que empezar a creerlas.

3 comentarios:

LUIS AMÉZAGA dijo...

La fiscalía defendiendo al acusado. Bien, una hazaña que por repetida no deja de causar estupor. No quiero imaginarme dónde llevará este proceso de negociación, que después del asesinato del 30 de Diciembre se ha reactivado - porque no hay más que apretarle un poco las tuercas a este presidente que ha cruzado el Rubicón, y que ha puesto a Batasuna en el centro de la política nacional y casi internacional. Además ha permitido el rearme y reorganización de ETA como nunca. Volver atrás será casi empezar de cero y ante una banda dispuesta a todo. Por eso el héroe huye hacia adelante. Ahora toca la participación de la izquierda abertzale en las elecciones municipales y la anexión de Navarra de forma sutil al proyecto de Euskal Herria sozialista.

Alucard Saeba dijo...

Zapatero es un terrorista más, lo está demostrando a cada paso, pero no dimitirá.

Estoy tan asqueado como tú de los terroristas que nos gobiernan.

El Cerrajero dijo...

A veces creo que voy a reventar debido a la indignación que me entra cuando me entero de algo como la lamida de culo de la fiscalía.

Si estas cosas pasan ante asuntos tan flagrantes y públicos ¿qué no estará pasando bajo cuerda?

Rodríguez el Traidor no es cómplice de la banda de asesinos, es colaborador necesario de sus crímenes.