9 mar. 2007

El público lo suspende.

Acabo de ver esto en Embajador en el Infierno, y no sabía si colocarlo como ampliación al último post, uniendo ambas cosas tal como hace el autor de dicho blog, o ponerlo como post aparte.

He preferido ponerlo aparte porque, más que un despertar de la memoria o una llamada de atención recibida desde PRISA, esto tiene que ver con el cambio de tendencias y la desastrosa gestión del presidente.

Ha llegado un momento en que, a excepción de los ciegos voluntarios y siervos incondicionales que siguen a su líder mesiánico, cabeza política y ética de su secta, y están dispuestos a sus cinturones desabrochar y sus pantalones bajar para mejor recibir a su señor Zetapé, el resto de gentes que aún piensa está cambiando su parecer.

Así se deduce del archifamosísimo pulsómetro de la Cadena SER

Como se puede ver, por primera vez, los encuestados que han respondido, en su mayoría no aprueban la gestión de Zetapé al frente del gobierno por un 47,3% frente a un 44,6% que sí lo aprueban.

Bien, parece que las aguas tienden a volver a su cauce y es posible que la sociedad española esté empezando a hartarse del revanchismo del presidente, de su manía de dividir y enfrentar, de sus concesiones a delincuentes y asesinos, de su forma de pisotear los derechos de la mayoría a favor de minúsculas minorías, etc.

Parece que se empieza a imponer un adelanto electoral y un cambio de tercio.

Es el momento: ¡¡Váyase, señor Zapatero, váyase!!

1 comentario:

LUIS AMÉZAGA dijo...

Aún veremos cosas que nos harán temblar antes de que pase el zapaterismo.