6 mar. 2007

Ejercicio de memoria histórica.

Hoy voy a regalar a los señores del PSOE un buen ejercicio de memoria de nuestra historia reciente. Historia tan reciente como el gobierno anterior, el del PP.

El PSOE nos ha regalado una lista de los excarcelaciones que el gobierno anterior llevó a cabo por “razones humanitarias”, como, según ellos, acaba de hacer el gobierno del señor Zetapé en el caso De Juana. Yo, que estoy muy bien educadito, correspondo pronto a los regalos que me hacen, así que a ello voy.

Como no es extraño, la lista que publica el PSOE es incompleta. No en el sentido de que falten casos de excarcelaciones, que es posible, pero sí en el sentido de que, como no podía ser de otra forma, faltan datos.

Así pues, vamos a ejercitar la memoria histórica y a completar los datos.

ESTEBAN ESTEBAN NIETO.
Dice el PSOE que fue condenado a 3.150 años de cárcel por 21 asesinatos, que cumplió 12 años de condena, ingresó en prisión en 1987 y fue excarcelado en abril de 1999. No recuerda el PSOE que a Esteban Nieto se le diagnosticó en marzo, un mes antes, un cáncer de hígado con metástasis en pulmón y páncreas. Murió en septiembre de ese mismo año. Poco más hubiera estado en la cárcel.

MIGUEL SARASQUETA ZUBIARREMENTERIA.
Dice el PSOE que fue condenado a 90 años de prisión aunque acumula una condena posterior por figurar en Gestoras Pro Amnistía. Ingresó en prisión en 1978 con una condena de 48 años por el asesinato de tres policías y fue excarcelado en 1998. La excarcelación se debió a un derrame cerebral del que tuvo que ser intervenido quirúrgicamente.

SANTIAGO DÍEZ URIARTE.
Su condena era a 46 años por intentar asesinar a un policía. No tiene delito de sangre. Sólo cumplió cinco años de prisión según el PSOE, pero como mucho podría haber cumplido otros siete meses ya que falleció en ese plazo a causa de un tumor.

MANUEL GONZÁLEZ FERNÁNDEZ.
Sin delito de sangre. Estaba sometido desde finales de los ochenta a tratamiento psiquiátrico y los médicos ordenaron en varias ocasiones, durante los gobiernos del PSOE, su traslado a un hospital de Vitoria para someterse a exámenes.

JULIÁN LÓPEZ ROJAS.
Agredió, junto a un grupo de radicales, al ertzaina Ander Susaeta Zabala. Fue condenado a cinco años de cárcel. Salió de prisión el 27 de abril de 1997 cuando había cumplido tres años y nueve meses por un proceso tumoral. Murió el 27 de octubre de 1997, seis meses después de la excarcelación.

PEDRO MARÍA GUINEA GORRITI.
En octubre de 1990 lo condenan a seis años de prisión por colaboración con banda armada. Según la sentencia, Guinea propuso a los etarras Juan Francisco Gómez Pérez y Felipe González Baños que ingresaran en ETA e informasen sobre miembros de las fuerzas de Orden Público. Tenía una patología cardiaca y fue ingresado en el hospital de Cruces (Baracaldo).

PATRICIO GOYENECHE TELLECHEA.
Llevaba en prisión desde el 29 de octubre de 1993. Fue condenado a 27 años de cárcel por colaboración con banda armada. En abril de 1998 se le trasladó a la prisión de Oca (Álava) por "razones sanitarias". Fuentes de la Dirección General de Instituciones Penitenciarias informaron de que este traslado se llevaba a cabo por razones médicas y no obedecía a la política penitenciaria de acercamiento individualizados de presos etarras a cárceles del País Vasco. En octubre de 1998 se le concede el tercer grado al padecer una patología psiquiátrica y se dice que cumplirá condena en el 2002.

JOSEBA KOLDOBICA BEGOÑA IBARRA.
Fue condenado a 33 años y nueve meses de cárcel por participar en el asesinato de un guardia civil cometido en 1987. Ingresado en prisión el 4 de diciembre de 1996. En abril de 1999 se le concedió el tercer grado debido a su "evolución positiva". Esta decisión, según explicó Instituciones Penitenciarias, "se ha adoptado tras constatar el rechazo del interno a la actividad violenta y su desvinculación de la banda terrorista". Prisiones añadió entonces que "se está haciendo cargo, por voluntad propia, de la indemnización de la víctima".

SABINO ALAVA GARCÍA.
Condenado en 1986 a 70 años de prisión por un intento de asesinato a tres policías y por un intento de secuestro. Cumplió 13 años de prisión. En 1999 le conceden el tercer grado por "razón de enfermedad grave". En 1993 fue expulsado de ETA por discrepar de las directrices de la dirección etarra. Condenó duramente el asesinato de Miguel Ángel Blanco y aseguró que "es el momento de dejar la lucha armada".

Que yo sepa, el Sr. De Juana no ha mostrado el más mínimo signo de arrepentimiento de sus crímenes, ni se ha declarado en contra de la lucha armada, ni ha condenado ningún asesinato ni nada que se le parezca, por el contrario gusta de celebrar con cava los asesinatos de la banda criminal.

Por otro lado, la vida de ese tipejo no parece correr más peligro que la de cualquiera que pueda sufrir un infarto o ser atropellado por un coche. No creo que alguien tan cercano a la muerte como se nos quiere contar, se pase no sé cuantas horas con una mujer en la cama y en la ducha y llegue, tras un viaje en ambulancia, al País Vasco y salga del vehículo por su propio pie para entrar en el hospital tan contento. Lo siento pero no me lo creo.

Señores de PSOE, el señor De Juana no sufría nada que pusiera en peligro su vida. Aunque así fuese, lo habría hecho voluntariamente, no por accidente ni enfermedad, luego el aplicar “motivos humanitarios” para excarcelarle es absolutamente ilegal. Señor Rubalcaba, ha cometido usted una ilegalidad, dimita y enfréntese a la justicia, por favor. Señor Zetapé, haga usted lo mismo que para eso es su jefe y responsable y deje de esconderse tras la vicepresidenta, que ya está bien de que la buena mujer le haga su trabajo, que es usted un explotador de mujeres.

2 comentarios:

LUIS AMÉZAGA dijo...

Buen trabajo recopilatorio. Estamos ante un presidente que amenaza con manipular datos del pasado para limpiar su conciencia. Es un insensato, ponerse a jugar con las cosas del Ministerio de Interior. El debiera saber que ha habido terroristas que se han reinsertado abandonando el terrorismo, a los que ha habido que limpiar su salida para proteger sus vidas. Pero repito, es un insensato resentido.

Interruptor dijo...

Luis, transmitiré tu felicitación a quien me lo hizo llegar, ya que no he sido yo quien ha hecho la recopilación. Pero gracias en su nombre.

Evidentemente, debería saber eso, y que jugar con los asuntos del ministerio del interior, así como jugar con la justicia, son cosas muy, pero que muy peligrosas, incluso para él, no solo para el pueblo. Pero es que este hombre, creo que poco más sabe que 2+2=4, porque espero que eso lo sepa.

Está claro que no tiene ni la más remota idea de lo que tiene entre manos, porque no hace más que jugar con fuego. El problema es que sólo se va a quemar él, sino que nos va a quemar a todos.

Lo que me llama la atención es que Rubalcaba también juegue con fuego, porque este ha visto mucho mundo. Aunque también es posible que habiéndose visto en su día libre de toda la responsabilidad por el GAL, ahora esté convencido de su infalibilidad. ¿Quién sabe?