26 nov. 2010

La última de la “masturbito” o ¿para qué estudiar medicina?

Me entero por un comentario de No a todo, que a su vez se entera por Alqsar, de la siguiente noticia:

El Ministerio de Sanidad está preparando un Real Decreto por el que el personal de enfermería puede dispensar medicamentos.

Fantásticas las intenciones de nuestra “superdotada”, “hiperinteligente” y nada sectaria menistra de Sanidad (sí, la misma que quiere quitar la custodia a los hombres conyugues (sic) sólo con que sean denunciados por la madre, aunque sea mentira).

Resulta que pretenden que cualquier enfermera (o enfermero, seamos políticamente corretos) pueda dispensar medicamentos sin necesidad de control de un médico.

El Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad ya tiene ultimado el borrador de Real Decreto por el que se regula la autorización de dispensación de determinados medicamentos por el personal de enfermería.

[…]

También prevé la constitución de dos comités técnicos, uno de protocolos y guías de práctica clínica, y otro de acreditación que elaboren las propuestas en su ámbito que, posteriormente, validaría la Comisión.

Ambos estarían constituidos por técnicos tanto del Ministerio como de las organizaciones colegiales, a los que se sumarían representantes de las Comunidades Autónomas.

[Negritas mías]

Técnicos del Ministerio y de las Comunidades, porque son ellos los que saben más que nadie de protocolos clínicos. Esto es de traca.

A este paso, el que maneja la excavadora va a poder diseñar edificios, el personal de limpieza de las clínicas se encargará de las extracciones de sangre para los análisis y las encargadas de los mostradores de información de los aeropuertos pilotarán los aviones.

Esta señora y su personal de confianza son una pandilla de ineptos, ignorantes, descerebrados y engreídos.

¡Dios mío, líbranos de esta plaga!

7 comentarios:

Seneka dijo...

Junto a la iniciativa para denegar la patria potestad al hombre de forma automática tras una denuncia por maltrato, ésta completa el panorama. Vaya fin de legislatura nos espera.

Natalia Pastor dijo...

Como digo en mi blog,amén de la aberración que supone elevar a la categoría de sentencia firme lo que es un simple procedimiento judicial en que el denunciado (varón) está encausado, la legislación actual ya prevé la retirada de la custodia compartida para los condenados por maltrato.


Una propuesta tan delirante y absurda como es ésta, lo que provoca es una inseguridad jurídica tremenda y perjuicios irreparables, si el imputado es declarado posteriormente inocente.


Pajín ignora un principio básico del Estado de Derecho: la presunción de inocencia.

No a todo dijo...

Supongo que el razonamiento, si lo hubiere, es: “si yo que soy casi analfabeta llegué a ministra, cualquiera puede hacer cualquier cosa”.

NIP dijo...

¡Que el Señor nos escuche!

Van con toda temeridad contra todo orden, completa imprudencia, manifiesta ostentación de vanagloria y jactancia al carecer de toda virtud. Causan risa, vergüenza, una mezcla de @#~€¬! es lo que son. ¡medicina para el pueblo!

Muy bueno Noatodo, muy bueno.

Interruptor dijo...

No a todo, creo que no conscientemente pero que en su subconsciente por ahí van los tiros.

Hilda dijo...

Oye que cosas tan terribles. Tanto lo de quitar la custodia como lo de las enfermeras recetando.

Lo primero porque si de por sí muchas mujeres se vengan en los hijos de lo que hicieron sus ex maridos, te imaginas la cantidad de injusticias que habrá??

Y si una enfermera puede recetar, entonces para qué demonios nos quemamos las pestañas los médicos.

Interruptor este día cada vez más está de cabeza, a ver a qué hora en mi país empezamos con cosas similares.

Dios nos agarre confesados. Saludos. Hilda

eligelavida dijo...

Asombroso. Creo que No a todo ha dado en el clavo.