15 jun. 2007

¿La traición de Rajoy?

El pasado día 13 de junio de 2007 (anteayer), D. César Alonso de los Ríos escribió una columna en ABC titulada Caballero Rajoy en la cual critica ese raro complejo de D. Mariano que le hace mirar a al izquierda con una especie de cariño fraternal y le impide hundir como se merece a un descerebrado Zetapé empeñado en destrozar lo que queda de España. Estoy absolutamente de acuerdo con las palabras del señor César Alonso.

Pongo a continuación el artículo completo dado que no es muy largo y que en ABC son de los… pelmazos (por no decir otra cosa) que para acceder al archivo te piden que te suscribas (aunque es posible que este enlace funcione bien).

ABC 13-6-07
Caballero Rajoy
César Alonso de los Ríos.

A Mariano Rajoy no le gusta estar en la oposición, no ya porque prefiera estar en el poder/poder, sino porque no puede, ni quiere, ni sabe estar “en contra de”. Le resulta desazonante, incómodo. En ocasiones da la impresión de que tiene miedo o de que cree que es un acto noble y rentable estar al lado del Gobierno cuando éste comete los actos más graves, los dislates más criticables. Se diría que tiene el prurito de solidarizarse con él para no ser acusado de radical o inmisericorde, aunque de este modo traicione a los propios principios y deje sin referente a la sociedad. Si hay alguna figura reñida con el modelo de San Jorge es Rajoy. Pero el hecho es que el dragón existe. Del mensaje de Velázquez en “La rendición de Breda”, no es la caballerosidad que demuestra el vencedor ante el vencido lo que le conmueve a Rajoy, sino el conformar de este.

El problema que plantea una personalidad así es que desborda el ámbito de lo personal y traiciona a quienes le han votado. No sólo el ejercicio del poder obliga a defender los programas electorales, sino el de la oposición. También desde fuera del Gobierno hay incumplimientos. Por ejemplo, a oponerse eficazmente a la desaparición de la nación en Cataluña o en Andalucía, a defender la lengua común en Cataluña, el País Vasco y Galicia, a reclamar el Pacto Antiterrorista frente a la traición que comete el PSOE al negociar y pactar con el terrorismo. Rajoy no hizo de San Jorge después del atentado en Barajas y, de este modo, permitió que Zapatero siguiera conspirando contra la convivencia, nada menos que permitiendo el rearme de ETA. Y todo esto resulta cruel cuando el comportamiento del Gobierno para con la oposición es salvaje: le extrañan de la vida pública en concierto con los partidarios del terrorismo (ERC) y del cuarteamiento de España. Y no exagero al calificar de cruel la ironía cuando Zapatero, que ha legalizado a ETA hace unos días y que se niega a ilegalizarla ahora, le está pidiendo apoyo a Rajoy contra ETA. ¿Favorece a ETA y pide apoyo contra ella, y Rajoy entra en este juego insensato cuando menos?

Al no hacer la oposición que debiera, el PP termina implicado en los errores del Gobierno y no en sus aciertos (si los hubiere).

[Negritas mías]

Quiero recalcar un par de cosas que en general casi no se ven, y es que dentro del PP de Rajoy hay una serie de señores que traicionan a los votantes de forma flagrante y ahí siguen, tan ricamente, aún siendo los causantes de muchos de los incumplimientos de los que habla la columna transcrita. Por ejemplo el señor Arenas es el responsable de los ataques a la nación en Andalucía, o el señor Feijoo es uno de los principales responsables de la discriminación lingüística que sufre el español en Galicia. Remarco estos dos porque todos estamos al corriente de lo que ocurre en Cataluña o en Vascongadas, pero es que esas cosas ocurren en otros lugares y parece que sólo nos enteramos los que lo sufrimos en nuestras carnes.

No hay comentarios: