5 feb. 2009

Asesinar a Eluana

Eluana Englaro, la mujer italiana que está en coma desde hace años, ya ha sido trasladada desde el centro donde era cuidada gratuitamente por unas religiosas al lugar donde la van a asesinar privándola de alimento hasta que muera como lo hacen los niños de la barriga hinchada que vemos esos vídeos sobre la labor humanitaria de las ONG’s, de hambre y sed.

Eligelavida ha publicado ayer y hoy un par de entradas sobre este tema que enlazo: la de ayer y la de hoy.

En la de hoy reproduce un mensaje de Juan Pablo II donde dice cosas como esta:

Por tanto, el enfermo en estado vegetativo, en espera de su recuperación o de su fin natural, tiene derecho a una asistencia sanitaria básica (alimentación, hidratación, higiene, calefacción, etc.), y a la prevención de las complicaciones vinculadas al hecho de estar en cama.

En particular, quisiera poner de relieve que la administración de agua y alimento, aunque se lleve a cabo por vías artificiales, representa siempre un medio natural de conservación de la vida, no un acto médico.

El único resultado posible de su suspensión es la muerte por hambre y sed.

Se puede decir más alto pero no más claro.

4 comentarios:

eligelavida dijo...

Gracias por el enlace. Realmente, es un tema que hay que denunciar porque clama al cielo. Hoy he leído que varios “voluntarios” se han ofrecido a “desconectar” a Eluana. Para empezar, Eluana no está conectada a nada que la mantenga con vida. Simplemente está siendo alimentada, que es, como dice Juan Pablo II el derecho a una asistencia sanitaria básica (alimentación, hidratación, higiene, calefacción, etc.).

Lek dijo...

Los amantes de la eutanasia deberían preguntarse si condenar a muerte por hambre y sed es eutanasia.

En caso afirmativo, me gustaría que me aclarasen porqué son contrarios (en su mayoría lo son) a la pena de muerte.

Interruptor dijo...

Eligelavida, a esos “voluntarios” es a los que habría que “desconectar”, desconectarlos de su idiocia y meterles alguna idea productiva en el cerebro, si es que les queda alguna neurona funcional.

Lek, es que lo progre no es matar al peligroso, al asesino juzgado y condenado, a ese se le respeta la vida (cosa con la que estoy totalmente de acuerdo, otro tema es el cumplimiento íntegro de penas o la cadena perpetua). Lo super-mega-progre es matar al indefenso, al embrión, al anciano y, en breve, al mutilado, al deficiente o cualquier cosa que se les ocurra.

Hilda dijo...

sobre lo que dijo Juan Pablo II, más claro ni el agua!! eso es lo que esos médicos tontos no entienden. No reanimar no es igual a no tratar. Saludos. Hilda