21 jul. 2010

Un pasado terriblemente actual

No han evolucionado en 100 años, ni lo harán en otros 100. La demostración está en la frases que a continuación traigo (de nuevo) y que seguro que casi todos conocemos. La única aclaración es que la frases de Largo Caballero son atribuidas con bastante frecuencia a Pablo Iglesias, incluso reconozco que yo se las atribuí en alguna ocasión por la cantidad de veces que las había visto atribuidas a él. La búsqueda del momento o la referencia exacta es lo que me llevó, hace algún tiempo, a atribuir a cada cual lo suyo.

Pero vamos con el tema.

Frase de Pablo Iglesias registrada en el Diario de Sesiones del Congreso de 7 de julio de 1910:

“Para aquellos que no hayan estudiado bien estas cuestiones, aunque muchos lo sabrán, diré que el partido que yo aquí represento aspira a concluir con los antagonismos sociales,... esta aspiración lleva consigo la supresión de la magistratura, la supresión de la iglesia, la supresión del ejercito y la supresión de otras instituciones necesarias para este régimen de insolidaridad y antagonismo... Este partido... está en la legalidad mientras la legalidad le permita adquirir lo que necesita; fuera de la legalidad,... cuando ella no le permita realizar sus aspiraciones…”


Es evidente la actualidad de esta frase.
• Los tribunales ya no son independientes; han conseguido que el Constitucional, el Supremo y la Audiencia Nacional no sean más que un apéndice del gobierno.
• La Iglesia es constantemente atacada e insultada, se orquestan campañas de desprestigio, se incumplen los acuerdos con la Santa Sede, se aprueban leyes contrarias a los principios que defiende la Iglesia con la intención de enfrentarse con Ella, y para completar se diseñan leyes de “libertad religiosa” consistentes en la prohibición de las manifestaciones religiosas.
• El ejército es reducido a una suerte de ONG dedicada a poner tiritas aquí y allá, con un ministro que prefiere “morir a matar” o una ministra que prohíbe las manifestaciones propias de la tradición militar. Y para rematar, se deja de suministrar al ejército material nuevo de forma que los soldados mueren por culpa del material obsoleto que se ven obligados a utilizar. Paso a paso se conseguirá su destrucción.
• Otras instituciones, como los centros escolares y las universidades, son progresivamente deteriorados.

Frase de Pablo Iglesias en el VI Congreso del PSOE en Gijón:

“Queremos la muerte de la Iglesia… para ello educamos a los hombres, y así les quitamos la conciencia… No combatimos a los frailes para ensalzar a los curas. Nada de medias tintas. Queremos que desaparezcan los unos y los otros”.


Más actualidad. La EpC trata de educar en las ideas del gobierno y eliminar las conciencias. Es una asignatura en la que los criterios de evaluación dictados por el ministerio se refieren no al conocimiento, sino a la asunción de los conceptos por parte de los alumnos. Es adoctrinamiento puro y duro.

Frase de Largo Caballero durante las votaciones del 19 de noviembre de 1933 en la mesa electoral del colegio Giner de los Ríos:

“La clase obrera debe adueñarse del poder político, convencida de que la democracia es incompatible con el socialismo, y como el que tiene el poder no ha de entregarlo voluntariamente, por eso hay que ir a la Revolución”.


Queda clara la idea. El socialismo es incompatible con la democracia, por ello se cargan la democracia, se cargan las libertades haciendo leyes que básicamente consisten en la prohibición y en la limitación de las libertades. Cambian la Constitución por la “puerta trasera” o albergan en su seno a quienes directamente piden su derogación o su modificación para adecuarla a sus intereses particulares.

En esa misma línea de la incompatibilidad entre socialismo y democracia, o entre socialismo y libertad, están las dos siguientes frases, también de Largo Caballero.

Largo Caballero el 10 de febrero de 1936, en el Cinema Europa:

“La transformación total del país no se puede hacer echando simplemente papeletas en las urnas... estamos ya hartos de ensayos de democracia; que se implante en el país nuestra democracia”.


Largo Caballero durante el verano de 1934 en Ginebra:

“No creemos en la democracia como valor absoluto. Tampoco creemos en la libertad”.


Esto, y no otra cosa, es el socialismo español. No ha evolucionado absolutamente nada en un siglo ni tiene intención de hacerlo. Son enemigos de la democracia, de la Iglesia, de toda forma de libertad. Lo han dicho, lo han hecho y lo siguen haciendo.

1 comentario:

Luis Amézaga dijo...

Demoledoramente actual.