28 jul. 2010

Eliminación de una especie raza (corregido)

Ya está, Cataluña ya lo ha hecho, ha dado el primer paso hacia la eliminación de una especie raza, el llamado toro de lidia, que existe, única y exclusivamente, porque existen las corridas de toros. Lo que han hecho en Cataluña es el primer paso, pero si esto continúa y se extiende la especie dejará de ser criada y desaparecerá por completo.

¿Y esto lo han votado ¡¡¡los verdes!!! de Cataluña? Pues menudos ecologistas de pacotilla.

Corrección: Había puesto "especie" en lugar de "raza", tanto en el título como en el texto. El primer comentario me ha hecho darme cuenta de mi error y lo he corregido.


4 comentarios:

Anónimo dijo...

El toro de lidia es un conjunto de variedades entre las cuales está el berrendo negro, típico de las corridas. A nivel especie, tal y como se comenta literalmente, los toros no desaparecerán mientras haya vacas que inseminar para dar buenos vasos de leche, quesos, yogures y bistecs de ternera.

Un cordial saludo.

Interruptor dijo...

Estimado anónimo, en principio podría parecer que el toro de lidia no es más que una variedad o una selección de variedades criadas para la lidia. La realidad es que el toro de lidia es, según los expertos, una raza diferente al toro común, una raza que se ha “creado” en los últimos 300 años aproximadamente y lo ha hecho el hombre con la única intención de utilizarlos para la lidia.

El “berrendo en negro” no es más que una variedad de la coloración: berrendo es el toro con fondo blanco y manchas oscuras que pueden ser de diferente color (negro, gris -cárdeno-, castaño, colorado o color café con leche -jabonero-), el “berrendo en negro” se refiere al toro en que el color negro aparece en manchas desiguales mayores de una cuarta de extensión, y no es el más habitual en la lidia, son más habituales el negro (no berrendo, sino todo negro) o el cárdeno (todo gris oscuro).

La verdad es que he cometido un error y he hablado de especie en lugar de raza, así que paso a corregirlo porque tienes toda la razón en que la especie no desaparecerá, será la raza la que desaparezca.

Un saludo.

Natalia Pastor dijo...

La deriva nazionalista en Cataluña ha llegado a una de sus cotas máximas.
La prohibición de los toros – que nada tiene que ver con un supuesto maltrato a los animales, sino con un intento de desespañolización de cualquier nexo que forme parte del acervo cultural común – supone una declaración de guerra formal, un puente de playa de la cada vez más cercana proclamación independentista al modo y manera de Companys en 1934.

Ya no es el simple acoso y persecución contra los castellanos parlantes, a los que dentro de poco les impondrán un brazalete amarillo con una “ñ” bordada, sino que estamos ante una demostración de estalinismo propiciado por ese Zapatero que ha dado alas a los nazis con barretina, hasta el punto que la prohibición es el método elegido para cercar la cada vez más menguada libertad de los ciudadanos.

El zapaterismo no sólo ha hundido economicamente este pais y ha llenado las oficinas del INEM con 5.000.000 de parados,los comedores de Cáritas con un millón doscientos mil dramas diarios y nuestras calles con 9.000.000 de pobres, sino que además ha demolido la Constitución y volado por los aires la unidad nacional.
Acabaremos mal.
Muy mal.

Interruptor dijo...

Natalia, con tu permiso voy a transformar tu comentario en post.