2 jul. 2010

De nuevo el nacionalismo

Esta vez le ha tocado a un bar en el que había banderas españolas. Antes le había tocado a tiendas en las que había camisetas con la enseña nacional.

Recuerdo que hace 4 años, en los pasados mundiales, los nacionalistas se paseaban por Vigo con las banderas de Portugal y Brasil, insultaban a los que llevaban banderas españolas o camisetas de la selección y hacían pintadas insultantes.

Continúan sin respetar la libertad ni la propiedad. Son vándalos, ignorantes, estúpidos, descerebrados, violentos… lo más bajo de nuestra sociedad es lo que nutre al nacionalismo.

Ya sé que enseguida me tacharán de facha por decir esto, pero sigo pensando que una democracia no puede permitirse albergar en su seno a quienes van e su contra, a los totalitarios. Por el mismo motivo que el nazismo es ilegal, debe serlo el nacionalismo, porque es una ideología totalitaria y que no acepta las reglas democráticas. Es un absurdo que sea legal.

2 comentarios:

Seneka dijo...

Hasta ahora la excusa para la existencia de estos "movimientos" era precisamente la democraticidad del estado (y durante mucho tiempo tanto izquierdas como derechas aplaudían con las orejas, con tal de que los energúmenos no tirasen con plomo). Después de 30 años en este plan ... ¿cómo frenar el bólido?.

Interruptor dijo...

Se puede frenar y en seco, sólo hace falta una cosa: unos políticos con dos… bemoles bien puestos. Pero eso, hoy por hoy, es impensable en España, porque no tenemos políticos, tenemos vividores.