29 mar. 2011

Sigo pensando que si es más tonto, nace oveja

Ayer por la mañana me desayunaba yo con la publicación de las actas de las reuniones del gobierno con ETA y con la confirmación de que el Ministerio del Interior estaba detrás del caso más grave de putrefacción de un gobierno europeo, si no contamos los GAL, por supuesto, que curiosamente fue perpetrado por el mismo partido en el gobierno.

Más de 24 horas ha tardado en decir “esta boca es mía” el llamado líder de la oposición (no sé muy bien qué es lo que lidera, pero desde luego no es oposición porque no se opone a nada). Pero lo terrible es que no lo ha hecho para, ya no pedir, sino exigir la inmediata dimisión del Ministro del Interior o, en su defecto, su cese fulminante. No señores, lo ha hecho para ¡¡¡PEDIR EXPLICACIONES!!!

¡¡¿¿Explicaciones de qué??!! ¿Es que una traición de estado de semejante calibre necesita algún tipo de explicación? Lo único que se necesita es que se entierre políticamente a los responsables, que son un tal Rubalcaba y su jefe, un tal Rodríguez.

Si Rajoy cree que esperar a que la oposición se haga sola es su trabajo, que se vaya pronto para su casa que para ese viaje no necesitamos alforjas.

Lo dicho, más tonto y nace oveja.

5 comentarios:

Ignacio dijo...

No tienes talante, facha.

NIP dijo...

Pero ya tienes estómago para desayunar fuerte Interruptor. Con los suculentos quesos de Roncal que hacemos con la ayuda de las dichosas ovejuelas. No es tan grave el nacerse como hacerse.

Un abrazo, ¿¡facha!? no sabía que la anarquía destilara en progresismo ;)

Interruptor dijo...

Ignacio: ¿Facha yo? Si soy un neoprogre irredento, ¿no ves las cosas que digo sobre Rajoy?

NIP: debo cuidar mi colesterol así que los quesos de oveja sólo en contadas ocasiones, lo malo es que me encantan.

Elentir dijo...

Yo para decir lo que opino de Rajoy tendría que ensuciarte el blog diciendo un par de tacos, Interruptor, y no quiero dejarte esto hecho un cisco...

Interruptor dijo...

No te cortes, Elentir, hay cosas que sólo tienen un nombre y por ese nombre hay que llamarlas.