3 feb. 2011

Precios de los combustibles

He recibido por enésima vez un correo electrónico que me propone dejar de repostar en gasolineras de dos compañías concretas, otras veces proponen dejar de repostar un día concreto, para presionar a las petroleras a bajar el precio del carburante.

¡Es una solemne tontería!

En el caso de dejar de repostar un día concreto, la tontería es tan grande como que lo que no repostamos el jueves lo repostaremos el miércoles o el viernes.

En el caso de dejar de ir a las estaciones de servicio de dos compañías concretas, podría suponer una presión para ellas, pero el precio no variaría ni un céntimo porque esas empresas sólo fijan una parte del precio final, y no es la que sube constantemente.

A quien me lo ha enviado le he respondido de la siguiente manera:

El dejar de repostar en las gasolineras de dos empresas concretas no solucionaría en absoluto los precios abusivos que estamos pagando por los carburantes en España. Es tan sólo una campaña para perjudicar a dos empresas, nada más.

El precio de los combustibles está compuesto por un precio base (que incluye la extracción, el refinado, el transporte y las ganancias de toda empresa intermediaria empezando por la estación de servicio) y los impuestos. Pues en España los impuestos sobre los carburantes llegan a alcanzar el 50% del precio que pagamos en la gasolinera (esto incluye Impuesto Especial, Impuesto Venta Minoristas Estatal, Impuesto Venta Minoristas Autonómico e I.V.A.). Esto es, la mitad de lo que pagamos al repostar va directamente a las arcas del estado. Sí, esas mismas arcas de las que sale el dinero para pagar los pinganillos del senado o los sueldos de los políticos. Esto quiere decir que si estamos pagando a 1,30€ el litro, el precio real es de, aproximadamente, 0,65€ y el resto son impuestos. ¿A que ahora no parece que las petroleras se estén aprovechando tanto? Ahora se ve más claro que quienes se aprovechan son los políticos.

La única manera de acabar con los abusos en el precio del carburante es darle una “patada en la urna” a todo el que no se comprometa a revisar nuestra política fiscal sobre combustibles y/o montar manifestaciones salvajes una y otra vez reclamando la bajada de impuestos sobre este artículo que, en nuestra sociedad, ya es de primera necesidad.


Reenvía este correo a todo el que te sugiera una campaña para bajar el precio del combustible que no consista en pedir una bajada de impuestos.

Os animo a enviar esta misma respuesta a quien os mande un correo similar a los mencionados.

Actualización: añado este enlace que me indica No a todo.



5 comentarios:

No a todo dijo...

Si quieres ilustrar la respuesta a tu amigo con una foto, puedes mandarle esto.

Un saludo.

Interruptor dijo...

Gracias, No a todo, se lo he enviado.

NIP dijo...

Hola Interruptor, si me llega un correo de esos, le reenvío toda tu entrada. Das en el clavo al centrar el asunto en las triquiñuelas del Estado,gran ordeñador de la clase media española.Haces bien en desenmascarlos, eso, como bien dices: ¡Encender la Luz!

No será porque no lo escribes bien clarito amigo.Un abrazo.

Interruptor dijo...

Gracias, NIP, pero además de echar la culpa a quien corresponde, es que me fastidian bastante los correos en cadena que intentan engañar a la gente y cuyo uno fin real es el desprestigiar a quien no tiene la culpa de nada. Ya lo he comentado alguna vez, por ejemplo aquí.

Bucan dijo...

Es verdad que en vez de gasolina, echas impuestos. Lo malo es que esos impuestos se malgastan en multitud de parafernalias y corruptelas. Estamos listos de papeles.