10 sept. 2010

La estrella de los juzgados sigue en caída libre

Ya se sabe que “a perro flaco, todo se vuelven pulgas”. Si ya estaba suspendido y el otro día le dicen que le van a juzgar, ahora resulta que la policía judicial va a investigar el origen de todos los ingresos de Garzón de marzo de 2005 a julio de 2006 por orden del supremo.

Las razones dadas:

…es necesario practicar estas nuevas diligencias a raíz de "las inexactitudes y contradicciones advertidas en las respuestas dadas" por el propio juez cuando fue interrogado en el TS el pasado 15 de abril.

…el auto refleja cómo Baltasar Garzón mintió al propio Marchena cuando le dijo que "ninguna entidad financiera, ni ninguna corporación empresarial ni de otro orden", aparte de la Universidad, pagó parte de sus honorarios o de sus gastos familiares. Sin embargo, la documentación remitida por Endesa, Cepsa, Telefónica y el BBVA reflejan, según el juez, "justo lo contrario"


Además parece ser que la Universidad de NY no facilita la información y que el propio juez dio instrucciones para que se ocultaran los pagos.

No es que esto me preocupe en exceso, y menos con las cosas como están en España, pero es que me hace tanta gracia este culebrón…


Nota: Natalia Pastor, en el primer comentario, hace un repaso de las tres causas abiertas a Garzón. Recomiendo la lectura del comentario de Natalia ya que yo no pensaba extenderme y por eso no hice comentarios amplios sobre el tema, sino que me centré en el hecho de estar imputado y que el juez estrella se hunde, sin darle más vueltas.

2 comentarios:

Natalia Pastor dijo...

Las tres causas que tiene Garzón son tres clavos en su ataud que le condenarán sí o sí a abandonar la carrera judicial, y ya veremos si no hay una condena penal que le haga pasar una temporada entre rejas.

Recordemos que está imputado por prevaricación durante la instrucción de la causa por las desapariciones del franquismo.
La acusación consiste en haber iniciado y prolongado unas diligencias sobre las desapariciones del franquismo atribuyendo a personas fallecidas delitos que habían prescrito, estaban amnistiados y que, además, no eran competencia de la Audiencia Nacional.

La segunda cuestión,- y a mi juicio, la que tiene más visos de que se le condene penalmente - es la imputación por delitos de prevaricación y cohecho por el dinero que solicitó personalmente y recibió del entonces BSCH para financiar actividades que desarrolló durante su estancia en la Universidad de Nueva York en 2005 y 2006.

Tras su reincorporación a la Audiencia Nacional, Garzón recibió una querella dirigida contra el presidente del entonces BSCH, Emilio Botín, y otros directivos de la entidad que unos meses antes había entregado la "generosa aportación" de 302.000 dólares (260.000 euros) para organizar dos series de coloquios.
Sin abstenerse, Garzón inadmitió esa querella.


Para la admisión de la querella fue determinante el conocimiento de las cartas que Garzón envió a Botín para solicitarle los fondos, elemento que no se conocía cuando, el 2 de febrero del pasado año, se archivó una primera investigación sobre los hechos.

En ellas, Garzón se dirige al presidente del banco, le agradece la financiación recibida y le pide más dinero para organizar una segunda serie de coloquios, lo que es objeto de nuevos agradecimientos.

La tercera imputación, (comentando el otro día con Sempietnos, juez en excedencia que colabora en mi blog, la considera la causa por la que la mayoría de los imputados de Gürtel se van a ir de rositas ya que la Sala de lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de Madrid anuló por ser ilegales todas las escuchas autorizadas por el juez Baltasar Garzón por vulnerar el derecho fundamental a la defensa) es por delitos de prevaricación y e interceptación ilegal de comunicaciones por autorizar las escuchas de las conversaciones que mantuvieron en prisión los imputados en el 'caso Gürtel' con sus abogados defensores.

No tengo dudas que Garzón - por mucho apoyo mediático,proclamas y rancias soflamas de la izquierda que se realicen - ha puesto punto y final a su carrera como juez, para solaz y alegría de cualquier ciudadano decente.
De esta, no sale.

Anónimo dijo...

gracias a Dios por intiresny