24 dic. 2010

Feliz Natividad de Nuestro Señor



Anunciación a María. (Lucas, 1, 26-38)

26 En el sexto mes el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea de nombre Nazaret, 27 a una virgen desposada con un varón de nombre José, de la casa de David; y el nombre de la doncella era María. 28 Cuando entró adonde ella dijo: «¡Salve, llena de gracia! El Señor está contigo». 29 Ella se turbó ante aquellas palabras, y se preguntaba qué saludo era aquel. 30 Y el ángel le dijo: «No temas, María, pues has encontrado gracia ante Dios. 31 Concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo al que pondrás por nombre Jesús. 32 El será grande, se llamará Hijo del Altísimo, el Señor Dios le dará el trono de su padre David, 33 reinará sobre la casa de Jacob eternamente, y su reino no tendrá fin». 34 María dijo al ángel: «¿Cómo será eso, pues no conozco varón?» 35 El ángel le respondió así: «El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el Santo que va a nacer se llamará Hijo de Dios. 36 Ahí tienes a tu pariente Isabel, que, a pesar de su vejez, ha concebido un hijo, y ya está de seis meses la que llamaban estéril, porque para Dios nada hay imposible ». 38 María dijo: «Aquí está la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra». Y la dejó el ángel.


Nacimiento de Jesús. (Lucas, 2, 1-7)

1 Se dio el caso de que en aquellos días salió un edicto de César Augusto, para que se empadronara todo el orbe. 2 Este empadronamiento fue el primero durante el mandato de Quirino en Siria. 3 Todos se encaminaban para empadronarse, cada cual a su ciudad. 4 También José subió desde Galilea, de la ciudad de Nazaret, a Judea, a la ciudad de David que se llama Belén, por ser él de la casa y linaje de David, 5 para hacerse empadronar con María, su esposa, que estaba encinta; 6 y se dio el caso de que, cuando estaban ellos allí, se le cumplió el tiempo de dar a luz, 7 y dio a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no tenían sitio en la posada.


La visita de los Magos. (Mateo, 2, 1-12)

1 Después de nacer Jesús en Belén de Judea en tiempo del rey Herodes, llegaron a Jerusalén desde el Oriente unos magos, 2 diciendo: «¿Dónde está el rey de los judíos que nació? Pues vimos su estrella en Oriente, y hemos venido a adorarlo».
3 Al oír esto el rey Herodes se alarmó, y todo Jerusalén con él. 4 Y después de convocar a todos los jefes de los sacerdotes y los escribas del pueblo, les preguntó dónde tenía que nacer el Mesías. 5 Ellos le dijeron: «En Belén de Judea, pues así está escrito por el profeta:

6 Y tú, Belén, tierra de Judá,
de ningún modo eres la menor entre las
principales [ciudades] de Judá,
pues de ti saldrá un jefe
que pastoreará a mi pueblo Israel
».

7 Entonces Herodes, después de llamar en secreto a los magos, se informó exactamente de ellos sobre el tiempo en que empezó a verse la estrella; 8 y, enviándolos a Belén, dijo: «Id a informaros exactamente sobre el niño; y cuando lo encontréis, avisadme, para ir yo también a adorarlo».
9 Ellos, después de oír al rey, se pusieron en camino; y de pronto la estrella que habían visto en Oriente iba delante de ellos hasta que, al llegar, se detuvo encima de donde estaba el niño. 10 Cuando vieron la estrella sintieron una alegría enorme. 11 Y al entrar en la casa vieron al niño con María, su madre: y postrándose lo adoraron; y abriendo sus cofres le ofrecieron regalos: oro, incienso y mirra. 12 Y advertidos por Dios, en sueños, que no volviesen a Herodes, se marcharon a su tierra por otro camino.

Que paséis, todos, una Noche Buena feliz en compañía de la familia y que disfrutéis del aniversario del nacimiento del Hijo de Dios. Que el Señor os bendiga a todos.

Os deseo una feliz y santa Navidad.

¡Ah! Que tengáis una entrada de año muy buena y un 2011 lleno de alegrías.

3 comentarios:

Embajador en el Infierno dijo...

Feliz y santa Navidad para ti y los tuyos, Interruptor

NIP dijo...

¡Feliz Navidad y próspero 2011!

No a todo dijo...

Ya no llego a tiempo para desearte que tengas una Feliz Navidad, pero sí para enviarte mis mejores deseos para este año. Un saludo, Interruptor.