8 oct. 2010

De mi amiga Montse

Toma frase para enmarcar:

Después de 6 años de poder zapatero, de dedicar KB a escribir sobre los “argumentos” del poder, he llegado a la conclusión de que el diálogo se vuelve inútil cuando desde el otro lado ni siquiera se da estatuto de realidad a nada. Es decir, no hay ninguna verdad de la que dialogar porque la militancia y la perspectiva ideológica borran cualquier posibilidad de trascender la perspectiva personal. Mi verdad. Así no hay diálogo ni alianza ni paz.


Esto está sacado de un magnífico post de Montse a cerca de la manera que tiene el actual gobierno socialista de anteponer su militancia política a la realidad, centrándose en las memeces de la ministra de igualdad sobre los seres “no-humanos” que las humanas gestan en su vientre.

2 comentarios:

Montse Doval dijo...

Muchas gracias, amigo

Natalia Pastor dijo...

Si de algo hace gala la izquierda que padecemos hoy en nuestro país, es de una absoluta falta de principioos y referentes éticos y morales.
Desde la caida del Muro, andan aferrados a lo más rancio del estalinsimo, a presupuestos que parecían ampliamente superados pero que vemos que no, a un guerracivilismo bilioso y a un absoluto desprecio por la vida.