11 may. 2010

Hay fusión de cajas

Las cajas gallegas han llegado al preacuerdo que tanto deseaban nuestros políticos y sindicatos.

El motivo de este deseo es sencillo de entender: los dos partidos con posibilidad de gobernar en solitario (PSdeG y PPdeG) quieren una caja en la que meter la mano, de ahí la nueva ley de cajas que aumenta el número de cargos políticos en los consejos de dirección. El otro partido, el BNG, puede gobernar en coalición y también quiere meter la mano, además de que su ámbito de actuación se reduce a Galicia y si la caja no es gallega no tienen nada que hacer. Esto último es lo que hace que el sindicato CIG también esté de acuerdo. Otro sindicato mayoritario en Galicia es la UGT que son fieles a las directrices de su partido afín y sólo queda CCOO que no sé por qué pero no han dicho casi nada sobre el tema, como si no fuera con ellos, seguramente porque su partido afín no tiene representación en Galicia así que no les habrá dado instrucciones.

Ahora se llega a un acuerdo según el cual la sede operativa estará en Vigo, la social en La Coruña, el presidente en primer turno será Gayoso y el director general será Pego. Con esto se da un paso de gigante para liquidar el poder económico de Vigo, tal como vienen haciendo los políticos gallegos desde hace ya muchos años, a favor de La Coruña.

Esto es claro, ya que Gayoso se ha asegurado seguir en su poltrona hasta su jubilación, y entonces ya le dará igual lo que pase. Pego es ferrolano y no tiene apego a Vigo. Y el domicilio fiscal de la nueva caja estará, como marca en primera instancia la ley, en donde esté su domicilio social, aunque puede haber excepciones pero es muy poco probable. Así pues, la nueva entidad tributará en La Coruña.

Es probable que muchísimos vigueses que tienen su dinero en Caixanova, lo retiren en pocos días y de esta forma la nueva caja adelgazará considerablemente. Además, en una enorme proporción, las sucursales están duplicadas ya que la política de ambas cajas ha sido la de abrir sucursales a pocos metros de donde las abría la otra para hacerse una competencia más dura, y esto implica una cantidad de despidos y jubilaciones anticipadas que va a ser de traca.

Pero ni nuestros sindicatos ni nuestros políticos dirán nada porque esto es lo que ellos querían. Y a ver con qué cuento salen ahora cuando pretendan conseguir los votos de los vigueses, en especial la señora Corina Porro, que pretende ser alcaldesa de Vigo, y que ha apoyado todo el tiempo a su jefe de filas, el señor Feijoo, mientras que el alcalde ha sido el único que se a opuesto a la fusión enfrentándose incluso a la dirección regional de su partido. Abel Caballero, alcalde inútil donde los haya, puede haberse garantizado una reelección que hasta ahora no había ni soñado.

Actualización - 18:30 hay un dato nuevo: Salvador Fernández Moreda, vicepresidente de Caixa Galicia lo ocnfirma, la sede fiscal estará en La Coruña, como era de suponer, no iba a ser en Vigo, faltaría más.

No hay comentarios: