31 ene. 2012

Medidas económicas: reducción de la ESO y aumento del bachillerato

No, el título de esta entrada no es sarcástico, es la pura y dura realidad, se trata de una medida económica aunque nos la quieran pintar como una medida para aumentar la calidad de la educación y orientar los últimos cursos al mercado de trabajo y bla bla bla bla.

Aún no he tenido tiempo de leer todo lo que el ministro ha dicho sobre la reforma educativa, pero hoy me voy a centrar en lo de reducir la ESO y aumentar el bachillerato.

Como de costumbre, un gobierno echa sobre los hombros de la clase media todo el peso de los problemas económicos. Como sucede con la subida del IRPF, esta medida de los cambios en educación carga aún más nuestros bolsillos, y si alguien no se ha enterado o no le entiende, ahora mismo se lo explico.

La gente de niveles económicos más bajos, y otros a los que la educación de sus hijos no les preocupa en exceso, son los clientes habituales de los colegios públicos y los institutos. La gente con grandes posibilidades económicas suele optar por colegios privados a la hora de escolarizar a sus hijos. Pero la clase media, en su mayoría, se decanta por colegios concertados, donde la calidad de la educación está, por término medio, algo por encima de los públicos y donde no hay que desembolsar más dinero que el de los uniformes y poca cosa más.

¿Qué supone reducir un año la ESO y aumentar un año el bachillerato? Pues educativamente no significa absolutamente nada, puesto que los contenidos de las asignaturas con casi absoluta seguridad serán exactamente los mismos independientemente de que el curso se llame 4º de ESO, 1º de BAC o 2º de BUP. La gran diferencia está en que la ESO está concertada y el bachillerato no. Esto supone que el estado pagará un año menos a los colegios concertados y los padres pagarán un año más, y justo en los cursos más caros.

¿Es o no es una medida económica?

Si Rajoy piensa que se sale de la crisis hundiendo la economía familiar de la clase media, más vale que no dure mucho en La Moncloa. Salvo que esto sea sólo un paso previo a la implantación del cheque escolar, pero tengo una profunda sensación de que eso no va suceder. ¿O me equivoco, D. Mariano?

PD: creo que le han preguntado algo sobre la libertad de elegir idioma, así que puede que publique algo sobre lo que ha dicho el ministro y lo que hace su compañero de partido, el analfabeto (acentúa su apellido) Feijoo, cuando tenga tiempo de leerlo.

1 comentario:

Natalia Pastor dijo...

Comentaba en mi blog, que el problema radica -como en tantos otros asuntos -, en que materias tan "sensibles" como educación,justicia o sanidad, jamás debieron de ser transferidas a las CCAA.

Ahora mismo estamos ante diecisete modelos distintos donde no existe un sólo criterio de acción, si no que cada Comunidad Autónoma hace de su capa un sayo y se vulnera -incluso-, el derecho constitucional de los padres de educar a sus hijos en español, en la más absoluta impunidad.

Hay algo que me preocupa más, y es lo manifestado por Wert de "no querer aplicar el 'rodillo' y ofrecer al PSOE reformar juntos la Educación de la España del s. XXI".

Me recuerda mucho a quel "gesto" de Aznar -siendo la ministra de Educación Pilar Del Castillo-, con Ley Orgánica de Calidad de la Educación (LOCE) que pretendía reformar y mejorar la educación en España, y que por buscar un consenso imposible,no llegó a aplicarse.