23 ene. 2012

La estupidez del cambio de festivos.

Tras el anuncio de que los sindicatos y los empresarios se han puesto de acuerdo para trasladar tres festivos a lunes, chorrada propuesta por los empresarios y aplaudida por el gobierno, ahora otras administraciones has sacado le memez a pasear, por ejemplo el gobierno autonómico gallego.

Esto de trasladar festivos es una imbecilidad descomunal por varias razones que paso a comentar.

En primer lugar, en España no hay un problema de productividad sino de falta de trabajo. Cualquier medida encaminada a aumentar la productividad, que es para lo que dicen que vale la chorrada, no solucionará la falta de pedidos de productos o de servicios. Por tanto esta medida no solucionaría absolutamente nada.

Por otra parte, los que disfrutan de los puentes lo hacen a costa de días de sus vacaciones. ¿Cuántas veces hemos oído el lamento de que “España cierra en agosto”? Yo lo he oído miles de veces como queja porque todo el mundo se toma las vacaciones en las mismas fechas y no hay quien saque adelante un proyecto en ese mes. Pues si nos quitan las opciones para repartir nuestras vacaciones, España cerrará en agosto y también en julio, ya que las vacaciones de todos los españoles se concentrarán en esos dos meses inevitablemente. Eso sí que puede suponer una bomba para la productividad.

Encima, si reducimos los periodos de descanso que los trabajadores pueden disfrutar a lo largo del año, el cansancio o el hastío de la rutina aumentará notablemente reduciendo la productividad. O sea, que el efecto resulta opuesto a lo que se pretende.

Pero lo peor de todo es que la medida va a suponer una bofetada mayúscula para el turismo interior. Sí, muchísima gente utiliza los puentes para hacer turismo dentro de la península o para visitar nuestras islas. También hay quien hace escapadas al extranjero, pero eso es más habitual hacerlo en vacaciones porque, ya que uno hace un gasto mayor, quiere tener tiempo para disfrutarlo.

Cuando tenemos un jueves festivo, podemos aprovecharlo para ir a conocer la Giralda o ir a ver esa exposición que hay en el Prado. La cosa es tan simple como que podemos hacer el viaje de ida en jueves, disfrutar de un viernes y un sábado en el destino, aprovechando que todo está abierto al ser laborables, y volver el domingo. Si nos trasladan los festivos para el lunes resulta que tendríamos que viajar en sábado, al llegar estamos cansados y esa tarde no hacemos prácticamente nada, disfrutamos de un domingo en el destino que, al ser día no laborable, nos encontramos con todo cerrado, y finalmente regresamos el lunes. ¿Para eso compensa pagar dos noches de hotel y hacer el gasto de combustible? A mí, desde luego, no me parece que compense en absoluto, mientras que de la otra forma sí me compensa pagar tres noches porque al menos puedo disfrutar la escapada.

En resumen, que la medida es una imbecilidad que no va a producir ningún efecto positivo y sí va a producir efectos negativos.

Pero nada, seguro que, con estas grandes medidas, el gobierno de Rajoy nos saca de la crisis en un periquete, ya lo veréis.


4 comentarios:

Ignacio Tomás dijo...

TODO es una estupidez tras otra, estupedeces encadenadas, posses y fraes presuntamente ingeniosas y ocurrencias de tonto de pueblo. TODO; esto es la debacle.

Lek dijo...

¿Quieren aumentar la productividad? JORNADA CONTINUA... pero eso los empresarios no lo quieren.......

Angelo dijo...

Completamente de acuerdo. Me alegra que hayas sacado lo de las vacaciones, porque es así tal cual lo cuentas.
Un saludo

Gonzalo dijo...

Lo único que tengo que "afearte" es que les des munición para lo otro, lo de los domingos abiertos...

;-)