22 ago. 2008

Periodismo carroñero.

Estoy bastante molesto, como tantas otras veces, con el periodismo español. Bueno, para ser más justos, con una parte del periodismo español que no merece ser considerado periodismo porque es algo muy parecido a una bandada de buitres sobrevolando cadáveres y lanzándose luego sobre ellos para alimentarse.

La comparación con los buitres es literalmente lo que vi en la televisión a cuenta del accidente aéreo de Barajas.

Si sumamos las horas que se dedicaron en todas las cadenas de televisión creo que nos sorprenderíamos de la cantidad de tiempo que han dado a una noticia sobre la que no se podía hablar más de diez minutos seguidos sin repetir la información ya que ésta iba llegando por cuentagotas.

El miércoles, día del accidente, vi un rato la televisión y comprobé que cada quince minutos repetían lo mismo. Cada veinte minutos o media hora renovaban la cifra de muertos (que podían haber consultado a El Mundo, ya que fue el único que habló de más de cien muertos desde el primer momento). Así, repitiendo imágenes y palabras, se pasaron no sé cuantas horas porque no estuve dispuesto a aguantarlo completo. Pero haciendo zapping vi que en todas las cadenas estaban igual. Penoso.

Pero lo peor fue cuando, al mediodía de ayer, encendí la televisión y comenzaron de nuevo con el tema. Aunque parecían tener la intención de estar de nuevo varias horas con el tema, decidí ver los primeros diez minutos para saber si había alguna novedad que yo desconociese, pero a los treinta segundos apagué la televisión. La primera imagen fue de una señora que, al comprobar que algún familiar suyo era una de las víctimas, se derrumbó y tuvieron que sujetarla entre otro familiar y dos miembros de DYA. El cámara de televisión y el reportero que portaba el micrófono no se limitaron a grabar la escena de lejos, uno metió el micrófono encima de la cara de la pobre mujer y el otro metió la cámara por encima del hombro de uno de los chicos de DYA.

La peor de las actitudes carroñeras, regodeándose en el morbo del sufrimiento y la muerte. Hienas alimentándose de cadáveres. ¡¡Qué asco!!

La misión del periodismo es informar. Si no hay información, mejor dedicarse a otra cosa y cada vez que haya datos nuevos pasar un letrerito por la pantalla o hacer pequeños boletines informativos cuando surge algo importante. Pero no es misión del periodista alimentarse de muertos.

¿Es este el nivel del periodismo español? Me gustaría pensar que, al ser agosto y estar casi todos los grandes periodistas de vacaciones, esto fue labor de becarios inexpertos que se vieron en la necesidad de rellenar tiempo de información y no supieron hacerlo. Pero me temo que no sea más que una esperanza infundada.

7 comentarios:

Ignacio dijo...

Teníamos una imagen del periodismo y los periodistas que ellos solos se han empeñado en destrozar.
Por eso nos quieren cerrar los blogs, quieren todo el protagonismo de la información y los comentarios para ellos, como una casta divinizada.

Interruptor dijo...

Pues no creo que sea bueno para ellos acabar con los blogs, porque en numerosísimas ocasiones, cada vez más, cuando se quedan sin fuentes acuden a la blogosfera y salvan al culo gracias a algún bloguero. Ya es habitual encintrar referencias a blogs en periódicos digitales, por ejemplo LD enlaza a menudo a Elentir.

Y la verdad es que harían bien en acudir más a los blogs, en los que se dio una información bastante variada del accidente, para no repetirse y obtener más datos. En la blogosfera salieron los datos de identificación y características del avión siniestrado cuando en algunas cadenas aún hablaban de modelos diferentes al del avión accidentado.

Pero esa imagen de periodista carroñero, de exaltadores del morbo, es el fruto lógico de la telemierda y de la falta de decencia que invade los medios. Quizá sea por eso por lo que sé de algunos buenos periodistas, con principios, que no son contratados por grandes medios.

Que sigan así y la gente acabará por informarse sólo en los blogs y por dejar de lado todos los medios de información habituales.

Andrés Álvarez dijo...

Comparto tu análisis, pero no, en España no hay demasiados periodistas decentes. Sólo basta ver los programas rosas de la TV o los periódicos amarillistas genéricos y de deportes.

Curiosamente de los periódicos digitales y escritos que leo, sólo uno me parece totalmente solvente: El Confidencial.

El resto...pues mira, El Correo Gallego y la Voz de Galicia son hojas parroquiales con una sección de vida social más grande que la de noticias. El País es un periódico que intenta ser imparcial pero lo pierde su pedegree prisaico. El Mundo es el atril de muchas de la teorías conspiratorias absurdas que se han visto en 5 años. Y por último Libertad Digital ya sabemos de que tira: amarillismo patente Losantos que sirve de inspiración para múltiples bloqueros de verborrea libertaria y fundamentalista.

Saludos.

Hurssel dijo...

Totalmente de acuerdo contigo. Ha habido momentos en los que me ha dado auténtico asco escuchar un telediario. Para informar de una catástrofe no es necesario regodearse en los cuerpos carbonizados, o el dolor que debieron de pasar. Hay muchos "detalles" que deberían ser prescindibles, sobre todo por los familiares de los fallecidos.

Y sí, la comparación con los buitres es más que acertada

Hilda dijo...

En mi país está igual y viendo noticias de otros países, yo creo que está generalizado el problema, tal parece que el periodismo de cualquier país no lo es sino muestran sangre, dolor, morbo, muertes!! ya no se respeta a nadie ni a nada y para mí no es más que el reflejo de la deshumanización que estamos viviendo. Si no hay amarillismo parece que no hay nota.
Saludos y lamento mucho que tus compatriotas hayan pasado por ese acontecimiento. Hilda

Elentir dijo...

Suscribo tus palabras, Interruptor. De hecho, eso mismo lo ha denunciado un periodista como Víctor Gago desde su blog. Estamos asistiendo a un circo mediático vergonzoso.

Jesús Herrerapeña dijo...

"Y sí, la comparación con los buitres es más que acertada"

Con perdón de los buitres, claro está.

¿Para qué estar estudiando 5 años (por lo menos) la noble carrera de periodista? ¿Para preguntar a un damnificado "¿Cómo se sintió al saber la noticia?"? ¿Cómo se encuentra ahora? ... Y noticias inteligentes por el estilo de tantísimo valor periodístico.
O para escribir y hablar frases cultas de esas de: "Contra más llueva más barro se forma" / "Estaba delante suya" ... y otras lindezas nada cultas que ahora no se me vienen al teclado.

Estoy en total acuerdo con lo que dices en tu artículo.
Un saludo desde un lugar de La Mancha… BARGAS (Toledo) España
Jesús Herrera Peña http://es.geocities.com/jherrepe/