7 mar. 2008

Por fin.

Por fin se termina este suplicio de la precampaña, la campaña, los mítines, los debates y el mareo general que supone estar escuchando todos los días las tonterías de los políticos:
- Pues yo 400…
- Pues yo un millón…
- y 300.000…
- ¡mooooc!
- y un huevo duro…
- Pues tú mientes.
- Tú más.
- Pues yo soy genial.
- Yo más.
- ¡mooooc!
- y otro huevo duro

Me los imagino en un camarote, todos juntos, desesperados, intentando hablar y moverse, gritando…

Ahora a reflexionar un día entero, siempre y cuando los titiriteros, los manifestantes de turno, los sitiadores de sedes, los adictos al “¡pásalo!”, los portavoces de la GALería, los que van de “Blanco”, los que van de “Bermejo”, etc. nos dejen reflexionar a gusto. Aunque la verdad es que eso de reflexionar me parece una solemne estupidez. Es una reminiscencia del pasado, cuando los partidarios de los diferentes adversarios se emborrachaban la víspera de las elecciones y se mataban unos a otros. Hoy no tiene mucho sentido. Pero la verdad es que se agradece que, al menos un día, nos dejen descansar. Después nos quedan las urnas y las declaraciones de todos los partidos que siempre se sienten ganadores aunque hayan perdido. Es estupendo, todos salen contentísimos, qué maravilla de democracia que nos hace felicísimos a todos.

En fin, que lo meditéis bien y la semana que viene ya veremos si tengo ánimos para escribir o estoy deprimido.

Buenas noches y buena suerte… a los que yo quiero que ganen, a los otros que le den.

2 comentarios:

AlejandroAlmau dijo...

Lo de Jesús Vázquez lo tengo para el segundo capítulo. He visto que te gusta Asterix, son los mejores comics de la historia de la humanidad (aunque no venga al caso). Gracias por pasarte por mi blog, te apuntaré en mi lista.

Andrés dijo...

Frase para el 9-M: "Si de verdad eres un patriota ya sabes a quienes no votar". Saludos.