5 sept. 2007

Cocinero, a tus fogones.

Ya tenemos al último memo con ilusiones independentistas, y es que el nacionalismo mononeuronal no conoce límites. Un cocinero, Adriá, considerado uno de los dos mejores de España (junto con Arzak), ha salido a la palestra con la memez de las selecciones nacionalistas (porque no son selecciones nacionales).

A raíz de la negativa de la Federación Española de Fútbol a que la selección catalana se enfrente a la de USA en octubre, el cocinero ha salido haciendo unas declaraciones que le pueden costar una buena cantidad de clientes en su restaurante y una bajada considerable en las ventas de sus libros de cocina, sin ir más lejos hace unos días me comentaron que tenía un libro de recetas bajas en calorías que pensaba comprar, pero ya no lo haré, no le doy mi dinero a gente que apoya estas causas, a saber para que utiliza el dinero que gana a mi costa.

Lean las memeces que dice el genio de la tortilla desestructurada:

[…] El creador de 'El Bulli' defiende, en el último número de la revista de la Plataforma, la participación soberana de Cataluña en competiciones oficiales "si así lo reclama la ciudadanía".

"Si hay gente que quiere selecciones catalanes, deberían poder tenerlas", opina Adriá, un objetivo para que recomienda "paciencia", ya que "no se conseguirá en un día". […]

La causa de las selecciones deportivas catalanas debe ganarse como una fruta madura, a juicio de Adriá […]

[…] Adriá anima a seguir luchando "por aquello que la gente cree que es posible. Se debe seguir intentándolo con ilusión y ganas", dice, en el mismo número de Selecciona't.


¡Qué bien estaría dedicándose a sus comidas! Pero es que el nacionalismo no puede evitarlo, tienen que soltarlo y dejar clara su estupidez.

3 comentarios:

gutiforever dijo...

Menuda milonga la "deconstrucción" alimentaria.
Claro,se empieza deconstruyendo la tortilla de patatas y se acaba deconstruyendo España.
Esto es como el rascar:todo es empezar.

Elentir dijo...

Este tío cocinará divinamente, pero tiene unas ideas que dan pena...

Interruptor dijo...

Guitiforever, me parece que éste, lo que tiene reconstruido por ahora es la inteligencia.

Elentir, pues no sé cómo cocina pero después de esto creo que seguiré sin saberlo el resto de mi vida.