26 ene. 2011

Sobre sucesiones zapatéricas

Desde hace un tiempo, cada vez que hablo con alguien (o escribo un comentario) sobre las candidaturas para las próximas elecciones generales, me dicen que el PSOE presentará como candidato a Rubalcaba, que será él quien “salve” a los socialistas, quien consiga darle la vuelta a unas encuestas que auguran la debacle, o al menos será quién consiga que la derrota socialista no sea el hundimiento del Titanic.

Pues yo vengo manteniendo la idea de que no será así, de que D. Alfredo no tiene el perfil de candidato a la presidencia del gobierno y que, además, rechazaría esa oferta si se la llegasen a hacer, que eso sí me parece posible.

No es su estilo de hacer política, él es más amigo de gobernar “en la sombra”, de estar en segunda fila pero acumulando poder. De hecho, rara vez es él quien pone la cara para recibir las bofetadas, tan solo cuando se ve obligado por presiones políticas o por situaciones especiales o, las más veces, cuando para sus planes resulta conveniente salir en público a montar una escenita o hacer declaraciones polémicas que provoquen ríos de tinta y discusiones airadas que hagan olvidar o escondan otros asuntos más críticos y peligrosos para sus intereses.

Pues tras estos debates que vengo manteniendo sobre tal asunto, me encuentro con que alguien que algo sabe sobre cómo se mueven los oscuros hilos de la política española, está de acuerdo conmigo. Me refiero a Esperanza Aguirre, que opina que el sitio de Rubalcaba está más enredando e intrigando.

Evidentemente, Esperanza puede equivocarse y yo, por supuesto, también. Pero he dicho en varias ocasiones que en las luchas de poder dentro de la casa socialista están cayendo varios los principales candidatos y dejando el paso libre a uno de ellos.

A Bono lo dejaron sin posibilidades sacando a la luz la información sobre su patrimonio, información que es evidente que salió de dentro de su propia casa política, y si en el último momento D. José quisiera ser el candidato, sólo habría que recordar el asunto o sacar a la luz algún pequeño dato más, y con eso ya se habría terminado su candidatura.

Otra de las cabezas a cortar era la de Trinidad, que muy convenientemente aconsejada por Rubalcaba y Blanco, se enzarzó en una lucha suicida que no tenía salida posible, puesto que si no hubiese sucumbido ante su propio compañero de partido, habría recibido el gran batacazo en su enfrentamiento autonómico con Aguirre, y con ello ya tenemos otra candidata fuera de juego. Supongo que en estos momentos Chacón está tan callada y se luce tan poquito para que no le arreen a ella, que sería la próxima.

¿Quién nos queda entonces? Pues Pepiño, amigo de D. Alfredo. Entre los dos formarían el tándem que a Rubalcaba le gusta, un experto en salir ante las cámaras a decir cualquier cosa sin inmutarse y capaz de recibir bofetadas por todos lados sin sufrir lo más mínimo, como ya demostró hasta la saciedad durante todo el gobierno de Zetapé hasta que fue nombrado ministro de fomento, y otro que se las pinta solo para enredar detrás de la cortina. Y si nos fijamos, ya hace tiempo que Blanco está en plena campaña de lavado de imagen, por algo debe ser.

Por supuesto, no admito apuestas, que en esa casa de meretrices todo puede suceder y nunca he tenido vocación de oráculo.

9 comentarios:

No a todo dijo...

Hablando el otro día sobre este tema me decían que el PSOE nunca presentará a un calvo porque, al parecer, según las estadísticas los calvos nunca ganan elecciones.

Emperador dijo...

Yo tampoco creo que Rubalcaba sea el elegido. Es muy listo como para presentarse a unas elecciones que están perdidas.
En mi humilde opinión, el PSOE terminará de quemar a ZP presentándole para que pierda y se vaya.
Saludos afectuosos.

Natalia Pastor dijo...

Zapatero repetirá.
Otro candidato sería asumir el desastre de gestión del PSOE y quemaría de facto al candidato que sustituyera al Iluminado de León.
Y Rubalcaba jamás cometería ese error.
Él es el remedo, el Fouché ibérico: su sitio está entre bambalinas, intrigando, maquinando, moviendo los hilos, reptando por las cloacsa, ... pero no al frente del cartel de la terna.

Interruptor dijo...

No a todo, se dicen muchas tonterías sobre el físico del candidato ideal, pero el caso es que por el físico y una supuesta falta de carisma todos decían que Aznar iba a ser poco menos que una merienda para Felipe y mira tú.

Emperador, Natalia, yo no doy por perdidas las elecciones para el PSOE. La ventaja del PP no es tan abultada como parece sobre el papel si recordamos cómo los sociatas son capaces de subir en intención de voto a medida que se acercan las elecciones. Además, las diferencias en intención de voto se reducirán a la mitad con sólo presentar un candidato que no sea Zetapé. Por otra parte, Zapa me parece que ya es un cadáver político, no creo que vayan a terminar de quemarlo porque ya no puede estar más quemado. Y si Rubalcaba tuviese algún interés en ser candidato a la presidencia, no le quedaría más oportunidad que esta, ya tiene una edad y una experiencia que, de no ser el candidato, sólo le vale para convertirse en barón regional, que es el final que yo le pronostico.

Insisto en que lo veo como segundo de la lista, como candidato a superministro con más de una cartera y vicepresidente. Sigo creyendo que Pepiño es la comparsa ideal para él, bien visto por toda la izquierda y lavando su imagen ante el centro desde que es ministro de fomento.

Gonzalo dijo...

Creo que la candidata de ZP (eso sí, vía primarias para ir como regeneradora o así) es Chacón.

El problema para el PSOE es que eso sería si ZP sigue hasta agotar legislatura.

La otra opción es amortizar a ZP una vez decretadas las medidas que parece que sí pero no pero a lo mejor decretará y que Rubalcaba pilote el final de la legislatura con vistas a presentar a otro, pero manejado por él y la vieja guardia, en 2012.

NIP dijo...

Más parece una sucesión zapatétrica,muy buen análisis Interruptor, ante tanto cuchillo y decapitado, la verdad, no encuentro uno sólo legal, al que prestarle el gorjal.Un saludo.

Interruptor dijo...

Gonzalo, creo que el caso de Chacón no es exactamente que se la candidata de Zetapé. Me da la impresión de que es la única que no ha puesto distancia con el presi como han hecho el resto para evitar salpicaduras, pero ella sabe que su única oportunidad de mantenerse en la cúpula es que Zeta la blinde antes de hundirse del todo. Me parece que la cosa va más bien por la segunda opción, se trata de dar a Zetapé por amortizado y que Rubalcaba ponga a su candidato, que yo apuesto a que será Parbiño Blanco.

NIP, no le prestes a ningún político el gorjal ni el alba que luego no te lo devuelven y además te acusan de habérselo tirado a la cara y haberle dado en el ojo.

NIP dijo...

¿Oíste la cuenta que hace Zp en % para callar a la oPPpsición?

Marzo 2004:
2181546 parados el 30%=654 464 personas

Diciembre de 2011, no sumando los que están "trabajando para el estado" haciendo cursillos para el sindico bolsillo.

4100000parados el 25%=1 025 000personas

Es decir 156% más jóvenes desempleados que con el gobierno de Aznar.

Otro rasgo más para conocer al Zp y la alternativa memo-posición.

Interruptor dijo...

No entiendo. ¿Cuál es la cuenta que hace? ¿Pretende decirnos que el porcentaje de jóvenes desempleados respecto al total de parados es menor ahora que en 2004?

Si es eso, me lo pone muy mal, porque es menos malo que los desempleados sean jóvenes, que la mayoría no tienen que mantener una familia, a que sean mayores que la mayoría tienen cargas familiares.

Cada día alucino más.