14 ene. 2008

Sobre el Ministerio de Familia.

El otro día, en el programa A Fondo de Intereconomía, se leyó un comentario llegado por mail que era de lo más interesante. El tema era la absurda propuesta de Rajoy de crear un nuevo Ministerio de Familia. Os lo dejo aquí porque merece la pena leerlo.

…quisiera que hicieras de altavoz también de los conservadores que pensamos que el Estado no es la solución, que la familia precisamente es el contrapunto del Estado, donde la persona se forma libre y aprende a ser libre frente a los ataques del Estado y sus manipulaciones. La creación de un Ministerio es, aparte de una medida electoralista, un error en sí mismo, es dejarse llevar por la tendencia progre a la solución fácil estatalista. La derecha debería abominar, como hacemos los conservadores que somos conscientes de serlo, de ese tipo de proyectos. Sin embargo, he visto con estupor en una emisora que la mitad de los encuestados sobre la materia aprobaban la medida como un intento legítimo de defensa de la familia. Qué horror. Lo peor de la situación de España es que los votantes de la oposición tienen casi tan poca capacidad de análisis como los de la izquierda y así nos va. ¿Para qué queremos un ministerio que vele por mí? Lo que quiero es que dejen en paz a mi familia. Y a los votantes del PP habrá que preguntarles de dónde se creen que va a salir el dinero para montar un ministerio de la nada…pues eso, de las familias, primero te lo quito el dinero y luego digo que te lo doy, aunque no sea cierto…¡qué desgracia de oposición! Y luego se extrañan de que también pierdan votos por la derecha…

2 comentarios:

Benita Pérez-Pardo dijo...

Me acabo de enterar!!. Llevo una semana en babia y lo que me estoy perdiendo!.

Comparto la opinión que le Estado tiene que respetar los Derechos y Libertades de los ciudadanos. Respetar a la familia como institución que es la mayor riqueza de la sociedad y "celúla básica" de la misma.

Protegerla apoyando la conciliación de la vida laboral y familiar: evitar que los matrimonios no se vean de lunes a viernes (ni a ellos ni a sus hijos) por horarios intempestivos.
Conceder el cheque escolar para que cada uno elija libremente la educación que considere mejor.
Proteger a las personas mayores para que las familias tengan la opción de atenderlas- siendo compatible con su trabajo- y no dejarlas de lado, por falta de tiempo o medios...

Etc...

Apoyar de verdad, de verdad, los derechos ya reconocidos!. Con eso ya sería un éxito!!


Pda: me extendí. Lo siento...

Bl@cK dijo...

El punto de partida del Estado y su razón de ser, es el individuo y sus derechos. La cumbre del Estado es la Nación.

La familia es una institución que nada tiene que ver con el Estado. Entre el individuo y la Nación están los municipios, las comarcas, las provincias, las regiones...pero no la familia.

La familia es fruto de la voluntad de dos individuos de unirse y reproducirse. Pero no es un acuerdo rígido, ya que cada miembro puede decidir poner fin a la relación.

El Estado debe regular este hecho social; pero no político, que es la familia. Debe dictar leyes extensibles y aplicables para todos, y garantizar los derechos de los individuos a asociarse en familias, y también a facilitar la compatibilidad de los deberes laborales con el disfrute de la familia.

Se trata de compatibilizar familia con Estado. La educación es una de las finalidades de la familia, pero es al mismo tiempo uno de los pilares básicos del Estado.