31 ago. 2007

El gobierno sigue alimentando a las alimañas.

Iba a escribir una entrada sobre un gobierno que se amanceba con los rateros y caraduras y les mantiene a cuerpo de rey, más aún que a los faranduleros del cine español. Me refiero a esos hurtadores con vocación de señores feudales que pretenden cobrarnos el diezmo, los chorizos de la SGAE, adalides de la neoprogresía nacional y nacionalista. Pero es un tema que me irrita sobremanera y prefiero no escribir sobre ello porque no haría otra cosa que proferir todo tipo de improperios, así que lo dejo para otra ocasión.

2 comentarios:

gutiforever dijo...

En la SGAE está toda la farándula de titiriteros,que como guardia de corps de este gobierno,exige su diezmo,(cada vez mayor)por sus pronunciamientos en pos de "cordones sanitarios" y manifestaciones contra esa derechona tan maléfica.
Son unas sanguijuelas insaciables,cada vez más avariciosas.

LUIS AMÉZAGA dijo...

No quiero ni mentarles, que lo cobran.