27 ene. 2011

Huelga y cartillas de salud infantil, así está hoy Galicia

Hoy había convocada una huelga general en Galicia (y creo que en algún otro sitio más), sin el apoyo de los sindicatos mayoritarios (los que chupan pasta a lo bestia de nuestros impuestos), UGT y CCOO. Los nacionalistas de la CIG, sindicato dependiente del BNG, y algunos presuntamente independientes están fracasando estrepitosamente en un nuevo intento de coacción al ciudadano sin ningún seguimiento.

No me acordaba de la mierda de la huelga y me he levantado como siempre, e incluso he tardado más que de costumbre en arreglarme. Si me hubiese acordado de la puñetera huelga me habría levantado más temprano y habría salido de casa mucho antes. El caso es que he tenido que esperar más de 25 minutos en la parada de autobús, en lugar de los 3 o 4 habituales, y he llegado tarde al trabajo.

Como no me acordé de la huelga, después me acordé mucho de la madre que parió a los convocantes.

Por otro lado, hoy es un buen día en Galicia para los amantes de la libertad porque, por primera vez desde que Feijoo llegó al gobierno autonómico, se ha dado un paso a favor de la libertad lingüística en Galicia. Resulta que un matrimonio gallego ha conseguido que la documentación sobre cuidados a recién nacidos y la cartilla de sanidad infantil, que siempre se habían dado exclusivamente en gallego, puedan ser recibidas en gallego o en español según lo demanden los padres.

Ya iba siendo hora de que este gobierno de Feijoo hiciese algo bien hecho, que ya llevamos bastante tiempo esperando.

26 ene. 2011

Sobre sucesiones zapatéricas

Desde hace un tiempo, cada vez que hablo con alguien (o escribo un comentario) sobre las candidaturas para las próximas elecciones generales, me dicen que el PSOE presentará como candidato a Rubalcaba, que será él quien “salve” a los socialistas, quien consiga darle la vuelta a unas encuestas que auguran la debacle, o al menos será quién consiga que la derrota socialista no sea el hundimiento del Titanic.

Pues yo vengo manteniendo la idea de que no será así, de que D. Alfredo no tiene el perfil de candidato a la presidencia del gobierno y que, además, rechazaría esa oferta si se la llegasen a hacer, que eso sí me parece posible.

No es su estilo de hacer política, él es más amigo de gobernar “en la sombra”, de estar en segunda fila pero acumulando poder. De hecho, rara vez es él quien pone la cara para recibir las bofetadas, tan solo cuando se ve obligado por presiones políticas o por situaciones especiales o, las más veces, cuando para sus planes resulta conveniente salir en público a montar una escenita o hacer declaraciones polémicas que provoquen ríos de tinta y discusiones airadas que hagan olvidar o escondan otros asuntos más críticos y peligrosos para sus intereses.

Pues tras estos debates que vengo manteniendo sobre tal asunto, me encuentro con que alguien que algo sabe sobre cómo se mueven los oscuros hilos de la política española, está de acuerdo conmigo. Me refiero a Esperanza Aguirre, que opina que el sitio de Rubalcaba está más enredando e intrigando.

Evidentemente, Esperanza puede equivocarse y yo, por supuesto, también. Pero he dicho en varias ocasiones que en las luchas de poder dentro de la casa socialista están cayendo varios los principales candidatos y dejando el paso libre a uno de ellos.

A Bono lo dejaron sin posibilidades sacando a la luz la información sobre su patrimonio, información que es evidente que salió de dentro de su propia casa política, y si en el último momento D. José quisiera ser el candidato, sólo habría que recordar el asunto o sacar a la luz algún pequeño dato más, y con eso ya se habría terminado su candidatura.

Otra de las cabezas a cortar era la de Trinidad, que muy convenientemente aconsejada por Rubalcaba y Blanco, se enzarzó en una lucha suicida que no tenía salida posible, puesto que si no hubiese sucumbido ante su propio compañero de partido, habría recibido el gran batacazo en su enfrentamiento autonómico con Aguirre, y con ello ya tenemos otra candidata fuera de juego. Supongo que en estos momentos Chacón está tan callada y se luce tan poquito para que no le arreen a ella, que sería la próxima.

¿Quién nos queda entonces? Pues Pepiño, amigo de D. Alfredo. Entre los dos formarían el tándem que a Rubalcaba le gusta, un experto en salir ante las cámaras a decir cualquier cosa sin inmutarse y capaz de recibir bofetadas por todos lados sin sufrir lo más mínimo, como ya demostró hasta la saciedad durante todo el gobierno de Zetapé hasta que fue nombrado ministro de fomento, y otro que se las pinta solo para enredar detrás de la cortina. Y si nos fijamos, ya hace tiempo que Blanco está en plena campaña de lavado de imagen, por algo debe ser.

Por supuesto, no admito apuestas, que en esa casa de meretrices todo puede suceder y nunca he tenido vocación de oráculo.

25 ene. 2011

Y al final lo hicieron, estaba escrito

Yo lo dije, lo advertí diciendo lo siguiente:

esta vez no nos han puesto la mordaza en internet, pero en cualquier momento la pueden poner, tan sólo tienen que pagar un poco más por el voto.

Pues poco han tenido que pagar, muy poco.

Ignacio lo dijo más que yo, y hoy recopila sus advertencias:

Pero volverán a hacerlo; nunca cejan: buscarán otra manera, otra puerta o la misma de otro modo: no cambiarán su objetivo

Han decidido “actuar” en la red, y sólo han engañado a cuatro pazguatos

Ahora “hacen” como que no aprueban la ley: encontrarán la manera


Estaba claro, lo iban a hacer de cualquier modo, más pronto que tarde. ¿Y quiénes han sido los solemnes imbéciles que lo han hecho posible? Pues, como no podía ser de otra manera, los tontos sin fronteras del PP y los cretinos unidos de CiU.

Era evidente, hace tiempo que todos los políticos, de cualquier partido, quieren amordazar la red, quieren callar a la blogosfera, quieren hacer sus fechorías impunemente sin que nadie pueda gritar que son unos chorizos, que nos roban, que nos manipulan y que sólo se preocupan de ellos mismos, de tener dinero y poder. La prueba de que los que lo decimos tenemos razón es que hacen denodados esfuerzos por callarnos. Pero seguiremos hablando y escribiendo, y da igual dónde y cómo, sencillamente encontraremos la forma y lo haremos.

18 ene. 2011

Rajoy con mentalidad de oposición eterna

Ya dije una vez que si es más tonto nace oveja, y no pierde ocasión de demostrarlo.

La última imbecilidad es que, sabiendo cómo está la economía española, y sabiendo además que el mayor pozo sin fondo donde se dilapida el dinero se llama “Estado de las Autonomías”, no aprovecha un momento en que la mayoría de los españoles estaría de acuerdo en suprimir esta aberración, sino que va y defiende este sinsentido diciendo que él está "a favor del Estado de las autonomías" porque "ha sido muy útil para los españoles". Pues sí, hombre, ha sido utilísimo para arruinarnos, para enfrentarnos, para crear diferencias, para dar cancha a nacionalistas totalitarios y separatistas, para destrozar el sistema educativo, etc.

Según el líder centrista (o centrorreformista), es Zetapé quien tiene la culpa de que estemos así -será porque las autonomías del PP no tiran el dinero a la basura y no se endeudan hasta las cejas- y que lo único que hay que hacer son sólo 3 ajustes, y por supuesto no nos cuenta cómo piensa hacer esos ajustes, pero sí nos cuenta qué hay que cambiar:

Lo primero es establecer unos “techos” para el endeudamiento. Y esto me lo cuenta el que está pensando en poner a Gallardón como ministro de fomento si es que llega a ser presidente, el que dirige el partido de Camps y de Feijoo. ¿Por qué será que no me creo nada?

El segundo punto es establecer unas normas de mercado únicas en todas las autonomías. Pero alma de cántaro, eso va radicalmente en contra del sistema de autonomías. O se carga usted las autonomías o esto es inviable por definición.

Y lo tercero es garantizar la igualdad entre todos los españoles. ¿Este hombre es tonto o se lo hace? Volvemos a decir algo que está enfrentado con la existencia y la esencia misma de las autonomías.

Nuevamente nos toma por tontos y nos quiere decir algo que a él le parece que suena bien (le sonará bien a él, porque a mí…) pero que no tiene ningún sentido, y evita enfrentarse con los barones regionales que le despellejarían si propone alguna medida que reduzca su cuota de poder.

Rajoy parece empeñarse en que hay que mantener un sistema cuya única utilidad es dar algo de poder a los señores de un partido que no espera salir de la oposición. Esto sólo lo puede decir alguien que tiene mentalidad de oposición, que no cree en las posibilidades de su partido de llegar al gobierno y poder mantenerse, así que se conforma con poder “mandar un poquito”.

Es absolutamente patético.